Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Los contenidos a la carta se imponen entre los consumidores españoles

  • Al día

Vídeo personalizado por internet

Cerca de la mitad de los encuestados por Nielsen se decantan por el vídeo bajo demanda para, principalmente, ver películas y series cuando más les apetece.

Internet y las nuevas tecnologías han cambiado nuestra forma de ver televisión en los últimos años. De hecho, según el informe “Vídeo bajo demanda”, elaborado por la consultora Nielsen, el 47% de encuestados españoles ya consumen en algún momento contenidos a la carta, en línea con la tendencia en Europa, donde la mitad se decanta por esta opción. Por tanto, poco a poco se va dejando atrás esa imagen de espectador pasivo que se sienta frente al televisor para ver lo que ponen en ese momento.

Y al igual que los europeos, el principal contenido de vídeo bajo demanda que consumen los españoles son las películas. En concreto, dos de cada tres elige cuándo es el momento idóneo para ver ese filme que quieren. Ahora bien, la brecha es mucho mayor a la hora de escoger series, por las que se decantan un 61% de los españoles frente a un 39% de media de los europeos. De hecho, las dos principales ventajas que los españoles ven en el consumo de vídeo a la carta es la conveniencia de visualizar los programas cuando quieren o pueden (78%) y poder ver todos los episodios de una serie del tirón (65%).

Por lo que respecta a los dispositivos más habituales para su visionado, los encuestados eligen, por este orden, los ordenadores (82%), los móviles (50%), las tabletas (40%) y las smart TV (38%). Eso sí, solo una cuarta parte reconoce ver contenido audiovisual de esta forma de manera diaria. Esto confirma, en palabras de Francisco Bernabé, Media Analytics de Nielsen, que “la tendencia en el consumo de televisión es la personalización. Queremos ver sólo los programas que nos gustan y cuando mejor nos convenga. La publicidad tiene aquí el reto de llegar en el momento preciso al consumidor adecuado”, apunta.

Es más, el documento confirma que la publicidad se enfrenta al reto de llegar a un nuevo telespectador no muy receptivo a los anuncios, pues un 65% manifiesta que les gustaría poder bloquear la publicidad. Esto se debe en parte a que muchos de los encuestados (66%) confirman que ven anuncios de productos o servicios que no quieren; y cerca de un 60% afirma que le gustaría ver sólo anuncios de productos que le interesen. Y si a esto se une que casi seis de cada diez espectadores consideran que la publicidad les perturba, “las empresas deben diseñar sus estrategias de marketing para ser relevantes y no ser consideradas como si de spam se tratara”, añade Bernabé.

Recomendaciones que te puedan interesar…

Cómo escalar las TI empresariales para cubrir las necesidades del negocio

Directivo 4.0: habilidades para liderar

7 métricas de rendimiento para crear mejor software y más rápido

6 formas de incrementar la calidad y velocidad en la entrega de aplicaciones

Virtualización con NSX

10 buenas prácticas para mejorar el rendimiento de SharePoint

Cómo reducir costes a lo grande

10 cosas a tener en cuenta al comprar infraestructura hiperconvergente

El arte de DevOps

TAGS Vídeo