Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Cómo evitar que el calor afecte a nuestros dispositivos electrónicos

  • Al día

vacaciones tecnologia

El verano es el peor aliado para el buen funcionamiento de teléfonos móviles, ordenadores, tablets o routers. Mantener el router wifi lejos del sol y en un lugar con ventilación, o, incluso, mantenerlo alejado de otros aparatos electrónicos que pudieran generar más calor, mejora su rendimiento en la época estival.

  Quizá te interese...

El verano y las altas temperaturas que se registran en determinadas zonas del país se convierten en los peores aliados de los dispositivos electrónicos, sobre todo si no se lleva a cabo una serie de medidas preventivas. Exponer teléfonos móviles, ordenadores, tablets o routers a esta climatología afecta directamente al rendimiento de los mismos ya que, de por sí, generan una pérdida de energía que se transforma en calor y que, a su vez, aumenta dependiendo de la temperatura que haya en el ambiente.

En el caso del móvil, muchas veces, por descuido o por costumbre, se suele dejar dentro de alguna funda o bolso, sin estar directamente expuesto al sol, pero sí a las altas temperaturas del verano. “Nuestro móvil puede llegar a alcanzar temperaturas extremas si está en contacto directo con los rayos del sol. La batería soporta hasta 50 grados centígrados, pero, en ocasiones, eso se queda corto y es mortal para nuestro principal aliado tecnológico. Lo rompe, lo estropea y hasta lo puede desconfigurar, llegando a perder todas nuestras fotos o archivos”, afirma Juan Carlos Navarro, director de Avanza Solutions.

En el caso del router wifi de casa, “se vuelve mucho más lento, sufre interrupciones en la señal de internet y, además, se pueden deteriorar algunos de sus componentes que lo harían inservible”, asegura Navarro. Para ello pide que se tenga en cuenta no colocar el router wifi en un lugar donde le dé directamente el sol, no dejarlo en un rincón sin ventilación o, incluso, mantenerlo alejado de otros aparatos electrónicos que pudieran generar más calor como, por ejemplo, la televisión. “Muchas personas tienen el router wifi al lado de un televisor que, si ya tiene varios años, pudiera generar más calor de lo normal y afectar a la tecnología que ofrece internet en casa”, añade Navarro.