Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

El futuro de almacenamiento pasa por Flash

  • Distribución

HPE flash

Con unos crecimientos de doble dígito de aquí a 2020, según las principales consultoras, el mercado Flash se presenta como una de las claves en los procesos de Transformación Digital de las empresas. Así lo consideran los principales jugadores del sector quienes destacan que éste también puede suponer una importante fuente de ingresos para el canal de distribución TI.

El mercado de almacenamiento se encuentra en un momento de transición. Por lo menos eso es lo que se puede pensar si se atienden a los últimos datos de consultoras como IDC o Gartner, que destacan que, a pesar de que en el tercer trimestre del año pasado los ingresos totales en la región EMEA cayeron un 5,1% interanual (se situaron en los 1.490 millones de dólares), no todas las áreas se comportaron de la misma manera. Así las cosas, el segmento tradicional de discos duros experimentó una caída del 33,6%, lo que lastró el resultado global. ¿La parte positiva? El gran comportamiento del mercado Flash. Los ingresos de los sistemas All-Flash crecieron un impresionante 76,5%, mientras que los arrays flash híbridos experimentaron una subida el 3,5%.

Quizá te interese...

PDF: Descarga este texto y llévatelo donde quieras

Webinar ¿Cómo puede flash ayudar a tu empresa?

Whitepaper Informe de la encuesta: conocimientos y revelaciones sobre flash de 1000 usuarios de almacenamiento

Whitepaper Flash de nivel 1 sin esfuerzos a precio de gama media: almacenamiento HPE 3PAR StoreServ 8000

Whitepaper Flash empresarial para TI híbridas y bajo demanda: HPE 3PAR StoreServ 20000

Whitepaper Almacenamiento flash: novedades en la línea HPE 3PAR

Web ¿Por qué usar almacenamiento Flash?

 

En opinión de Silvia Cosso, analista de investigación de almacenamiento en Europa de IDC, “el segmento de All-Flash array mantuvo un fuerte impulso en la región, casi duplicando sus acciones en comparación con el mismo periodo del año anterior, mejorando aún más la consolidación de la carga de trabajo”.

Si nos centramos en Europa Occidental, el valor del mercado del almacenamiento externo cayó también en torno a un 5% comparado con el mismo periodo del año anterior, situándose en 1.060 millones de dólares de ingresos. E igualmente, mientras que el gasto en arrays tradicionales externos continuó disminuyendo, en sistemas de almacenamiento flash, especialmente en All-Flash, registró un alto crecimiento. En conjunto, los sistemas de almacenamiento flash representaron más del 68% de los gastos en la región.

El buen comportamiento del mercado Flash también queda reflejado en el último estudio de Gartner que destaca que, en 2019 el 20% de las cabinas de almacenamiento de gama alta tradicionales se sustituirán por cabinas Flash. Desde 2014 hasta 2019, el mercado Flash crecerá un 37% anual.

¿Interesado en el almacenamiento Flash? Descárgate nuestra Revista Digital en la que se analizan las principales tendencias de este tipo de almacenamiento. Puedes descargarte la Revista Digital en este enlace o leer el content marketing en este otro enlace. 

 

 

Motivos del impulso de Flash

Los motivos que impulsan este cambio son, principalmente, “la necesidad que tienen las organizaciones de acelerar las aplicaciones críticas para su negocio, conseguir mayor rendimiento y menor latencia, consolidar la implementación de servidores virtuales u ordenadores de sobremesa, así como dar respuesta a la avalancha de información a la que se enfrentan cada día”, explica Sara Martínez, jefa de producto de almacenamiento de HPE. “Todo eso lo consiguen eligiendo cabinas nativas en Flash que den respuesta sus necesidades actuales y a las futuras necesidades de nuevo negocio”.

Y es que la propia evolución del mercado y las necesidades de las empresas van a impulsar este crecimiento que prevén las consultoras. “La Transformación Digital es un proceso a largo plazo, un cambio acorde a una nueva forma de hacer negocios y de aproximarnos al cliente”, añade Julián Jiménez Ovelar, director de la Unidad de Almacenamiento de IBM para España, Portugal, Grecia e Israel. “Las tecnologías de almacenamiento Flash y las soluciones de almacenamiento definidas por software son capaces de adaptarse a las nuevas cargas de trabajo de entornos analíticos / cognitivos, aplicaciones sociales y de movilidad que están transformando el entorno TI y la creación de nuevos negocios”.

La tecnología Flash ha supuesto una verdadera disrupción y ya se ha convertido en uno de los motores más importantes en el mercado del almacenamiento. “En este momento Flash es una tecnología madura y accesible con un aumento imparable de la demanda”, destaca Rafael Diaz-Guardamino, Storage domain Sales Engineer de Dell EMC. “Las razones de su éxito son variadas. Desde un punto de vista más corporativo, las organizaciones necesitan soluciones que les permitan maximizar las nuevas tendencias tecnológicas, desde el Big Data hasta la computación en la nube, a fin de obtener el máximo valor de sus datos mediante el diseño, construcción y gestión de una infraestructura de la información flexible, escalable y segura. Una infraestructura tecnológica que les permita reducir riesgos y costes asociados a la gestión de la información, al tiempo que extraer el máximo de su valor para el beneficio del negocio. En este desafío, la tecnología Flash ocupa un lugar protagonista.  A un nivel más práctico, hay que tener también en cuenta que el precio de Flash va disminuyendo”.

 

 

Qué pasa con la gama media

En un primero momento, el peso de la adopción de tecnología Flash ha recaído en grandes sistemas. En el caso de la gama media, y tal y como asegura Javier Martínez, director técnico de NetApp Iberia, “está siguiendo ya esta evolución, con la promesa de conseguir la misma ventaja de aceleración, estamos viendo como muchos entornos “medios” se pasan a Flash, puesto que económicamente tiene sentido, y la mejora de rendimiento es sensible”. No en vano “hay que tener en cuenta que, a día de hoy, una cabina con disco Flash y eficiencia activada para ahorrar espacio (deduplicación y compresión), consigue un precio por TB efectivo menor que el equivalente con disco SAS y estas medidas de ahorro”.

En este sentido, José Moreno Vieco, Business Development Manager Product Business Line Fujitsu, puntualiza que, aunque “el grueso fundamental del mercado está cubierto con los actuales sistemas de gama de entrada, que de hecho ya son extremadamente potentes y muy escalables por la densidad de almacenamiento que admiten”, las grandes compañías “serán el foco principal para los sistemas de gama media, por el superior rendimiento y sobre todo mayor capacidad por sistema”.

“En la gama media se ha incorporado la tecnología Flash a la vez que en la gama alta por lo que ahora mismo con soluciones de esta gama con tecnología flash podemos dar respuesta a clientes que hasta ahora únicamente compraban cabinas de gama alta”, asevera Sara Martínez, mientras que Julián Jiménez Ovelar considera que “la empresa mediana tiene las mismas necesidades que una gran organización y también está dando el paso para adoptar soluciones Flash. Para ellas resultan críticos factores como la alta disponibilidad, el tiempo de actividad continua y el rendimiento. Este segmento de empresas, e incluso el de las más pequeñas, está inmerso en un viaje natural hacia este tipo de soluciones porque ya han podido comprobar las ventajas de la virtualización, una tecnología madura y totalmente aceptada, que proporciona ahorro y flexibilidad”.

 

 

Apuesta de los fabricantes por All-Flash

En el rápido crecimiento que está experimentando el mercado Flash mucho tiene que ver la declaración de intenciones de algunos jugadores del sector de almacenamiento por acelerar la transición a All Flash. Esto, “sin duda, agilizará la evolución hacia sistemas all-flash. Es posible que haya determinados casos en los que pueda tener sentido optar por almacenamiento tradicional que implique la combinación de discos Flash y HDD en la misma cabina, pero a medida que la tecnología Flash se generalicen, su implantación será imparable”, asegura Rafael Díaz-Guardamino.

Para Javier Martínez “la transición llegará, pero lo complicado es fijar a día de hoy una fecha para este punto de inflexión. Por ahora, y a pesar de los abultados crecimientos del mercado Flash, la capacidad en TB sigue siendo muy inferior a los datos almacenados en disco convencional, especialmente SATA”. A esto hay que añadir un tercer componente, “los servicios de almacenamiento que contratamos fuera de nuestros centros de datos, en el Cloud, otra tendencia que no deja de crecer y condiciona la adopción de una u otra tecnología de almacenamiento en los clientes”.

 

 

Ventajas de Flash para las compañías

El rápido crecimiento que está experimentando el mercado Flash también tiene su explicación en las numerosas ventajas que esta tecnología tiene para las empresas. “Tiempos de respuesta ultra bajos con los que se alcanzan rendimientos imbatibles, mirroring y failover automático para un funcionamiento sin paradas. Gestión automática de la calidad de servicio para minimizar los esfuerzos administrativos y una configuración flexible para deduplicación y compresión, y conseguir el balance adecuado entre rendimiento y reducción de capacidad. El sistema que acelera, moderniza y transforma el datacenter para adelantarlo a este nuevo mundo digital”, son algunas de las señaladas por José Moreno Vieco.

Además de aumentar la productividad y simplificar la gestión para las empresas, el almacenamiento Flash ofrece “una mejora de rendimiento frente a discos tradicionales, reduce los tiempos de respuesta (menos latencia), evita los cuellos botella, permite un ahorro de costes en licencias, y ofrece fiabilidad y eficiencia en términos consumo energético y refrigeración”, explica Sara Martinez, mientras que para Javier Martínez “la principal ventaja es la velocidad. Hay otros factores, como el espacio físico o el consumo eléctrico que también son relevantes, especialmente si se alquila espacio de CPD, pero insistimos en que acelerar las aplicaciones es la clave”.

Clave en el proceso de Transformación Digital

En los tiempos que corren, donde los proyectos de Transformación Digital están a la orden del día, esta tecnología se convierte en “uno de los principales motores del cambio que vivimos y resulta esencial para ayudar a las organizaciones a afrontar el proceso de digitalización”, explica Rafael Diaz-Guardamino. “Esta tecnología contribuye a la modernización de la infraestructura de centro de datos y permite ejecutar a la perfección las aplicaciones de misión crítica a una velocidad y a un precio inimaginable hace varios años. Hay que tener en cuenta que Flash impregna actualmente todas las capas de TI, independientemente de si son entornos virtualizados o no”.

Además, y según datos de IBM, “los ahorros pueden ser de hasta el 40% en el TCO, además de la reducción de costes asociados a nuevas infraestructuras, mano de obra, refrigeración y energía. La adopción progresiva de la virtualización va a impulsar sin lugar a dudas la migración a soluciones all-Flash”.

 

Migración ¿inmediata?

Vistos los beneficios que ofrece la tecnología Flash para empresas de todos los tamaños, llega el momento de cuestionarse por qué la migración no se realiza más rápidamente.

En opinión de José Moreno Vieco “históricamente los plazos de amortización de los sistemas de almacenamiento están en 4-5 o más años en algunos casos. Es cierto que la tecnología es mucho más accesible, pero siempre estará sincronizada con los plazos de las compañías”. Es más, el directivo de Fujitsu continúa explicando que “en otros casos los cambios suelen realizarse de forma continuada, no de forma disruptiva, apareciendo para dar soluciones puntuales para ir creciendo en las compañías de forma gradual según se producen nuevas necesidades”.

Aunque los discos Flash son cada vez más asequibles en cuanto al coste, algo impensable hace unos años, y hoy por hoy es una tecnología a considerar en todo tipo de proyectos, “el coste es solo una de las variables a analizar a la hora de adoptar esta tecnología”, destaca Rafael Díaz-Guardamino. “Otra de las variables es que cada organización analice qué es capaz de hacer en su negocio con esta tecnología, con cuánta rapidez es capaz de ofrecer nuevos servicios a sus clientes o cuánta rentabilidad va a ganar si es capaz de ser más rápido que sus competidores. Es necesario llevar a cabo un análisis completo, incluyendo todas las variables, para darse cuenta de que es el momento para adoptar Flash en el centro de datos”.

Julián Jiménez Ovelar recuerda que “siempre existe una resistencia al cambio innata en las empresas, aunque el camino por recorrer sea ineludible. Nos encontramos en un buen momento de demanda y la bajada del precio de entrada, como apuntas, es sin duda un factor importante, pero no es la motivación principal. Es una inversión con un retorno claramente demostrable”.