Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Los operadores deben explotar oportunidades como la casa conectada

  • Distribución

smartphone wifi

De acuerdo con un estudio de Accenture, 4 de cada 10 consumidores se cambiarían a Amazon o Google si ofrecieran servicios de comunicaciones, y el 68% estarían interesados en usar un dispositivo con una eSIM. Para sobrevivir, los operadores tradicionales deben buscar nuevos mercados.

Accenture ha publicado los resultados del estudio Dynamic Digital Consumers, que pone de manifiesto una complicada perspectiva para los operadores tradicionales. Según éste, el 44% de los consumidores a nivel global contrataría servicios de telecomunicación a gigantes digitales como Amazon o Google. A la creciente competencia se suma la introducción de la eSIM, que facilita al consumidor el cambio de proveedor. Precisamente, el 68% de los consumidores online estarían interesados en usar un dispositivo con una eSIM, y la mitad de ellos argumenta la facilidad del cambio como principal ventaja, y así, conseguir una tarifa de llamadas o de datos más barata.

Quizá te interese...

GDPR: ¿dónde están los datos a proteger?

Verifica las herramientas con las que pruebas tus apps móviles

Internet de las Cosas: hoy y mañana

Optimiza tus canales digitales

“El negocio tradicional de las compañías de telecomunicaciones se está convirtiendo cada vez más en una commodity para el consumidor, por lo que el sector debe acelerar drásticamente la búsqueda de nuevos mercados o esta ventana de oportunidad se cerrará”, explica Julio Juan Prieto, managing director de Comunicación, Medios y Tecnología de Accenture. “Actualmente existen oportunidades que los operadores pueden aprovechar si invierten en su core business para que sus cuentas permanezcan saneadas. Pero al mismo tiempo, tienen que acelerar su proceso de innovación y ampliar su alcance para ofrecer nuevos servicios digitales, ofreciendo valor real a sus clientes”.

A diferencia de los gigantes digitales, los operadores de telecomunicaciones controlan todo el proceso de prestación de servicios a los consumidores, desde las funciones de back office a la comercialización de dispositivos, y desde las aplicaciones a las redes, información que pueden emplear para tener acceso a nuevas oportunidades de negocio. Un área donde se puede aplicar este conocimiento es el de las plataformas audiovisuales, que está en constante crecimiento. De hecho, el 37% de los consumidores contrataría a operadores tradicionales para acceder a canales de pago, y el 34% los elegirían para contratar plataformas de video bajo demanda, como Netflix o HBO.

Otra oportunidad para este sector está en la casa conectada, donde los operadores de telecomunicaciones tienen la oportunidad de ser el proveedor que gestione de manera integrada este ecosistema. En este sentido, el 71% de los consumidores online que tienen o piensan contratar servicios conectados para el hogar lo harían a través de un operador. Además, estas compañías se sitúan en segundo lugar como proveedores preferidos de plataformas y servicios de educación y aprendizaje, la supervisión del hogar o seguridad online. Asimismo, el 49% de los consumidores elegirían un operador como proveedor de servicios de salud conectada.

“La carrera en la que se encuentran inmersos los operadores de telecomunicaciones pasa por proveer de servicios en el cambiante y emergente ecosistema digital del hogar”, comenta Prieto. “No obstante, con el avance de la competencia, si los operadores de telecomunicaciones no se adaptan rápidamente ni aplican los cambios necesarios para ofrecer servicios híper-personalizados, corren el riesgo de perder cuota de mercado y convertirse en compañías que solamente ofrezcan conexión a internet sin ningún valor añadido, lo que implicaría una disminución de sus ingresos”.