Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Las unidades SSD conquistan el mercado del almacenamiento y el canal

  • Distribución

WD my passport SSD

El deseo de cambiar a unidades de estado sólido (SSD) continúa creciendo, a medida que tanto los consumidores como los clientes corporativos ven los beneficios de rendimiento que supone actualizarse desde unidades de disco duro. De hecho, Context prevé que para 2020 el 90% de los componentes de almacenamiento serán SSD. Si no aparece una tecnología que le pueda hacer sombra, las unidades SSD se irán posicionando cada vez más como un estándar, y el canal de distribución deberá estar ahí para promover su implantación, tanto en el mercado de consumo como en el ámbito empresarial. De la evolución de este mercado y su atractivo para el canal hemos hablado con MCR y Tech Data.

Las unidades de estado sólido se han convertido en un estándar, y su conquista del mercado del almacenamiento parece imparable. No en vano, según la firma de investigación Forward Insights, el pasado año se comercializaron un total de 63 millones de SSD en todo el mundo a través del canal, con Samsung representando el 21% del mercado, seguido de Kingston, con el 16%.

Por su parte, Context señala que, en 2016, por primera vez las ventas de SSD superaron a las de las unidades de disco duro. “A medida que el precio de los SSD cae y su capacidad aumenta, en 2017 esta tendencia continuará”, señala Gurvan Meyer, analista senior de investigación del Equipo Empresarial de Context. “En 2014, predijimos que el 90% de los componentes de almacenamiento serían SSD para 2020, y la industria está bien encaminada para lograrlo”.

También te puede interesar...

En 2016 se vendieron 63 millones de unidades SSD en el canal

Las ventas de SSD a usuarios empresariales en Europa Occidental crecen un 43,2%

El papel del canal es clave en la transición al almacenamiento flash

El mercado de SSD crecerá un 40% anual hasta el año 2022

Respecto a la evolución de las ventas de SSD este año, según datos de algunas consultoras, durante el primer trimestre se vendieron más de 30 millones de unidades. “A medida que los precios vayan ajustándose, veremos crecimientos que podrían llegar a los dos dígitos”, augura Eduardo Moreno, director general de MCR.

Múltiples ventajas

Mientras que las ventas de discos duros físicos se han visto ralentizadas por la progresiva adopción de la nube, en paralelo, las memorias SSD se han ido imponiendo por sus ventajas. Más velocidad (hasta 4 o 5 veces en algunos casos), menor tiempo de arranque, un consumo inferior, menor peso, resistencia prácticamente total a los golpes, son las principales ventajas para Joan Teixidor, division manager de Periféricos y Componentes de Tech Data España. “Además, hasta hace poco, los SSD eran dispositivos caros, pero ahora mismo, sin embargo, son mucho más asequibles, y, si bien continúan siendo más caros que los HDD, ya empiezan a tener precios muy interesantes para el usuario medio”, añade Teixidor.

Los SSD ya se utilizan ya de forma masiva, especialmente en dispositivos de movilidad. Sus ventajas incluyen unas velocidades de transferencia que pueden incluso triplicar la que ofrecen los discos duros “tradicionales” y reducen el tiempo de arranque del sistema operativo y el acceso a las aplicaciones. Además, la ausencia de partes móviles les permite mejorar el ruido emitido, la emisión calorífica y el consumo.

Respecto al tipo de clientes están impulsando la demanda, para Eduardo Moreno, de MCR, “el mercado de consumo sigue siendo, sin duda, el protagonista en ventas de soluciones SSD, pero el segmento Enterprise también continúa creciendo, como es lógico, ya que los centros de datos exigen cada vez tecnologías más optimizadas, aumentando la capacidad y reduciendo el espacio de almacenamiento. Es cuestión de tiempo que acabe imponiéndose”.

Por su parte, Joan Teixidor, de Tech Data, ve una evolución positiva tanto en uno como en otro ámbito. “En el segmento de consumo, los usuarios consideran los SSD como aliado imprescindible para conseguir la mejor configuración de su ordenador. Por su parte, las empresas comienzan a considerarlo como una seria alternativa”, señala el directivo.

Aumento de precios

Está claro que los SSD se están imponiendo, pero desde el cuarto trimestre de 2016 tienen serios problemas de disponibilidad, lo que coarta su crecimiento. Y es que, precisamente su elevada demanda, sumada la escasez de memorias flash NAND, ha hecho que haya menos stock y, como consecuencia, en los últimos meses los fabricantes han incrementado su precio. Concretamente, un informe de la compañía analista Trendfocus determina que el precio de los SSD se ha visto incrementado en un 36% en el último año, y que la tendencia es que siga subiendo hasta un 28% hasta final de año, si bien comenzaremos ver ligeras reducciones de precio a principios de 2018.

Quizá te interese...

Impacto económico del desarrollo de aplicaciones de negocio con ServiceNow

Cómo seleccionar e implementar una solución de BI y Analítica

Informe sobre la responsabilidad ante el fraude electrónico

II Termómetro del mercado de medianas empresas en España

Los 20 principales proveedores de soluciones APM

Este hecho podría poner algunas trabas a la actual tendencia de incorporar SSD en los sistemas OEM pre-montados, así como en los últimos portátiles que han salido al mercado, perjudicando con ello las ventas globales de PC. Y, probablemente, la tendencia de los usuarios de sustituir sus viejos discos duros por SSD también se verá afectada. este respecto, Joan Teixidor, de Tech Data, señala que “tras varios trimestres en los que hemos visto subir los precios, parece que en los próximos meses la situación se va a estabilizar, y es muy probable que el mercado se consolide. Según estimaciones de Gartner, en 2019 el mercado estará inundado de memorias DRAM y NAND, lo que provocará que vuelvan a caer los precios”.

Eduardo Moreno, de MCR, también ve con optimismo la evolución del mercado, comentando que “es cierto que había cierto temor a que el mercado se viera afectado por la falta de suministro de memorias NAND Flash, debida a su vez al enorme crecimiento en la demanda de memorias de este tipo por parte del sector del smartphone. Pero el mercado está respondiendo: los suministros de unidades SSD se han incrementado y su popularidad es cada vez más elevada”.

Atractivo para el canal

Aunque habrá que ver cómo evoluciona, está claro que estamos ante un mercado en auge que atrae a cada vez más figuras, y también en el canal, un canal constituido tanto por mayoristas y resellers, como por etailers, integradores de sistemas y proveedores de soluciones.

“Está claro que es un producto número uno en ventas en la actualidad, y por eso atrae a todos los jugadores del mercado, ya que es un negocio que no para de crecer, y que además abarca a todo tipo de clientes. Los márgenes, en cualquier caso, son muy similares a otros productos, incluso a los que en teoría sustituyen, y son bajos, esa es la verdad. Pero se vende mucho, y eso compensa”, asegura Eduardo Moreno, de MCR.

Para este mayorista, el peso de las soluciones SSD es muy importante, cada vez más en los últimos años, y sigue creciendo, a lo cual se suma que ya distribuye algunas de las marcas más reconocidas. “Actualmente, se puede decir que el 90% de nuestros partners venden soluciones de este tipo, ya que es un producto muy demandado por el usuario final”, señala Moreno.

Por lo que respecta a Tech Data, es un área de negocio en continuo crecimiento que representa alrededor de un 15% de sus ventas de almacenamiento. “Es que estamos hablando, más que de productos, de una nueva solución para almacenar datos. En ese sentido, por supuesto es un negocio rentable, y para algunos perfiles lo será más en unas categorías de producto, como, por ejemplo, las unidades externas para el mercado de consumo, y para otros la vía de entrada estará en otras categorías, como la de unidades internas en grandes proyectos corporate. Los márgenes variarán constantemente, pero se podría decir que es un negocio con márgenes interesantes”, concluye Joan Teixidor.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos