Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Retos y oportunidades para las marcas de consumo y el canal

  • Distribución

retail movilidad tienda

Las marcas tienen oportunidades sin precedentes para llegar a los consumidores. Sin embargo, la transformación del consumidor a la omnicanalidad ha trastocado el modelo retail tradicional creando nuevos desafíos. Las marcas que prosperen serán aquellas que se adapten a la dinámica cambiante del ecosistema retail.

Antes del auge del comercio electrónico, la ruta de llegada al mercado para las marcas de consumo se hacía principalmente a través de la tienda minorista. La cadena de suministro era esencialmente un modelo lineal de fabricantes, distribuidores y minoristas. Los consumidores omnicanal de hoy en día han alterado ese modelo y ahora esperan comprar y recibir la entrega en cualquier momento y lugar. Esto ha creado nuevas oportunidades dinámicas para las marcas que comercializan y venden productos a los consumidores:

Quizá te interese...

Cómo debe ser el Centro de Datos de Nueva Generación

Primeros pasos para proteger tu negocio

7 sugerencias para mejorar la carga de tu web o app

Infraestructura hiperconvergente para oficinas remotas y sucursales

Cómo superar los desafíos de TI en las pequeñas empresas

La empresa digital: transformando las TI con nuevas infraestructuras

Ventas directas. A medida que los consumidores compran cada vez más por Internet, los fabricantes tienen una oportunidad cada vez mayor de vender directamente a los consumidores a través de su propia tienda online. Los canales directos pueden aumentar el margen, pero, lo más importante es que permiten establecer relaciones directas con los clientes.

Nuevas oportunidades de marketing. Las marcas tienen la oportunidad de conectar con los clientes online a través de múltiples puntos de contacto, además de ofrecerles nuevas experiencias en la tienda física.

Mayor alcance. Mediante la integración del comercio físico y digital, las marcas pueden distribuir de manera efectiva sus productos en más lugares, y utilizar el "inventario virtual" para llegar a más clientes.

Mayores ingresos. La cantidad de productos expuestos en las tiendas físicas está limitada por el espacio físico. El crecimiento del comercio electrónico permite disponer de una gama completa de productos para muchos más clientes a nivel local y mundial.

A pesar de las oportunidades, el aumento del cliente omnicanal presenta grandes desafíos para las marcas y sus estrategias:

‘Comoditización’ de productos. El comercio electrónico y la omnicanalidad están haciendo que los productos lleguen a los clientes en cualquier momento y en cualquier lugar. Las marcas están compitiendo con más de 400 millones de productos disponibles solo en Amazon, sin mencionar los que están disponibles en Alibaba y Google.

Erosión de los precios. El desafío del comercio electrónico es la transparencia y la facilidad de comparar productos y precios. Los gigantes del comercio electrónico pueden cambiar los precios de forma dinámica, y las tiendas minoristas deben igualar los precios para mantenerse competitivos.

La personalización. Las marcas tienen pocas oportunidades de diferenciar sus productos o servicios de valor añadido que se venden a través del comercio electrónico. Las marcas necesitan encontrar formas de personalizar las soluciones y servicios antes y después de la venta.

Conectar la marca y la experiencia del usuario. Las marcas necesitan formas más innovadoras de conectarse en múltiples puntos con el cliente, especialmente al principio del viaje, y en los puntos críticos de decisión de compra que ahora ocurren en todos los canales.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos