Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

El ahorro sigue siendo el factor impulsor de las compras on-line

  • En cifras

comercio electronico

Si en la actualidad el precio y la posibilidad ver y tocar los productos antes de comprar son, respectivamente, los factores decisivos en la compra on-line e in-store, en el futuro se buscará la manera de satisfacer las expectativas de los compradores en todos los canales de compra.

Tradicionalmente, los principales factores que han impulsado las compras on-line son la búsqueda de un mejor precio, el ahorro de tiempo y la capacidad de elección, mientras que las compras en tiendas físicas (in-store) han estado impulsadas por la búsqueda de una experiencia cara a cara y la capacidad de llevarse la compra inmediatamente a casa. Sin embargo, el estudio de GfK FutureBuy revela que esta división ya no es tan clara.

GfK pidió a 23.000 compradores de 17 industrias que pensarán en la última vez decidieron si comprar algo on-line o in-store, e indicaran que factores inclinaron su decisión en un sentido u otro. Pues bien, los factores más importantes que les llevaron a hacer las compras on-line en lugar de en el establecimiento fueron el ahorro de dinero, con un 55% de las respuestas, seguido de la facilidad de compra (un 28%), una mejor selección de artículos (el 26%) y una compra más rápida (el 25%).

Por su parte, para los compradores que optaron por comprar in-store en lugar de on-line, el principal factor es la posibilidad de ver y tocar los productos antes de comprar, con el 51% de las respuestas. Asimismo, el 33% apuntó a la facilidad de comprar en la tienda física, mientras que un 29% señaló que las devoluciones son menos complicadas.

Para James Llewellyn, director de investigación de compras en GfK, estos resultados apuntan hacia dos implicaciones clave. La primera es que los factores decisivos de ambos canales de compra no se diferencian en exceso. Por ejemplo, el asesoramiento de expertos no es un elemento clave para ninguno de los dos. “Es imperativo que los retailers y sus partners innoven para crear razones que aumenten las visitas y la propensión a comprar en su tienda. Creemos que los puntos de venta físicos serán más importantes que nunca”, afirma Llewellyn.

La segunda implicación es que, para tener éxito en el futuro, el comercio minorista necesita crear sinergias entre on-line y off-line. Según Llewellyn, “en el futuro habrá menos debate entre compra on-line y off-line, un renovado foco en los fundamentos de elección, precio, conveniencia y experiencia, y en cómo satisfacer y mejorar las expectativas de los compradores en todos y cada uno de los canales de compra".

Recomendaciones que te puedan interesar…

Cómo escalar las TI empresariales para cubrir las necesidades del negocio

Evolución y adaptación del almacenamiento al IT actual

7 métricas de rendimiento para crear mejor software y más rápido

6 formas de incrementar la calidad y velocidad en la entrega de aplicaciones

Seguridad Intrínseca con VMware

10 buenas prácticas para mejorar el rendimiento de SharePoint

Cómo reducir costes a lo grande

10 cosas a tener en cuenta al comprar infraestructura hiperconvergente

El arte de DevOps

TAGS e-commerce