Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

El 80% de los consumidores tiene interés en pagar con dispositivos conectados

  • En cifras

smartphone pago movil

Los usuarios con este tipo de dispositivos realizan más compras; y los que tienen más aumentan sus adquisiciones en más categorías de productos que aquéllos con sólo uno, con las prendas de vestir y el calzado a la cabeza.

“Cómo vamos a pagar” es el nombre del nuevo estudio publicado por Visa y PYMNTS.com, en el que se explora cuáles serán los medios de pago del futuro. Una de las principales conclusiones del informe es que más del 80% de los encuestados tiene un gran interés en el uso de dispositivos conectados para hacer compras; eso sí, con el ojo puesto en la seguridad de los datos.

Quizá te interese...

Impacto económico del desarrollo de aplicaciones de negocio con ServiceNow

Cómo seleccionar e implementar una solución de BI y Analítica

Informe sobre la responsabilidad ante el fraude electrónico

II Termómetro del mercado de medianas empresas en España

Los 20 principales proveedores de soluciones APM

El estudio revela que el 75% de los consumidores tienen, al menos, un dispositivo conectado, aparte de sus smartphones, ordenadores o tabletas. El 83% reconoce que esos dispositivos puede ahorrarles tiempo y reducir la fricción al realizar compras, creando posteriormente una experiencia de comprobación desatendida, independientemente del dispositivo o la plataforma. Esta experiencia de compra sin fisuras es de interés para todos los encuestados.

Y es que, según establece el documento, a medida que el uso de asistentes controlados por voz y wearables se vuelven más comunes, los consumidores ensalzan los beneficios de su adopción, como ahorros de tiempo, pagos sin fricción y eficiencia con las tareas cotidianas. No resulta extraño, por tanto, que el consumidor tenga una media de 4,4 dispositivos conectados, incluyendo consolas de juegos (47%), pulseras de actividad (41%), smartwatches (15%), asistentes controlados por voz (14%), termostatos conectados (9%) y cascos de realidad virtual (7%).

Además, los usuarios con más dispositivos conectados realizan más compras; y los que tienen más aumentan sus adquisiciones en más categorías de productos que aquéllos con sólo uno, con prendas de vestir y calzado a la cabeza. De hecho, la compra de “cosas”, utilizando un dispositivo conectado, está muy extendida. En 11 de 19 categorías de productos, que van desde la atención de la salud a los accesorios a los alimentos, el 50% o más de los consumidores estudiados hizo compras online a través de un dispositivo durante la semana del estudio. Las tres categorías principales incluyeron servicios de viajes, reparaciones domésticas y entretenimiento.

El estudio también muestra que, mientras la velocidad y la comodidad continúan impulsando la adopción de dispositivos conectados, los consumidores todavía ponen un gran valor en la confianza y la seguridad. Es importante destacar que cuanto más conectado esté un consumidor, mayor será su preocupación por su seguridad financiera. En este sentido, el 75% destacó la privacidad de datos, mientras que el 69% citó la verificación y exactitud de los pedidos.

Finalmente, los encuestados confían más en los bancos y redes para permitir el pago a través de dispositivos conectados. Más del 65% citó a los emisores de tarjetas y las redes de tarjetas bancarias como las instituciones que más confían para permitir esas experiencias, sobre los canales minoristas, las redes sociales y los fabricantes de dispositivos móviles.