Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Este año se venderán 133 millones de wearables

  • En cifras

Wearable

Con los smartwatches y las pulseras inteligentes en el foco de atención, otros tipos de wearables se harán con una participación minoritaria en el mercado, aunque esta proporción seguirá creciendo. Se espera que los auriculares y la ropa inteligente ganarán peso a medida que los asistentes de voz se incorporen a estos formatos.

Quizá te interese...

DevOps: cómo fomentar la agilidad de tu negocio

Principales retos de los CIO en un mundo cloud nativo

Gestión de vulnerabilidades (IT Webinar) 

Dominando la complejidad operativa de las aplicaciones IoT

Las ventas mundiales de wearables están en camino de crecer un 15,1% en 2018, alcanzando los 132,9 millones de unidades en el transcurso del año. También se espera que el mercado general registre una tasa de crecimiento anual del 13,4% durante los próximos cinco años, llegando a los 219,4 millones de unidades vendidas en 2022, de acuerdo con IDC. Con la conectividad celular en aumento y las cambiantes preferencias de los consumidores, IDC cree que los smartwatches representarán casi dos de cada cinco wearables vendidos en 2022.

"Los consumidores finalmente están empezando a entender y demandar la utilidad de un smartwatch", explica Jitesh Ubrani, analista de investigación para IDC Mobile Device Trackers. "En la actualidad, la monitorización del estado físico es la función más demandada, pero los pagos móviles y la mensajería están comenzando a despuntar. La conectividad celular también está comenzando a aumentar entre los primeros usuarios y a la aparición de nuevos casos de uso, como la descarga de música o sensores de salud adicionales, hará que la conectividad celular sea fundamental para el éxito del smartwatch".

Más de la mitad de todos los smartwatches vendidos en 2017 fueron Apple, y aunque la compañía mantendrá su liderazgo en esta categoría, productos de la competencia, como Fitbit, Garmin y todos los proveedores de Wear OS, ganarán tracción con el tiempo. Otro subsegmento creciente dentro de esta categoría son los smartwatches para niños, aunque en su mayoría estarán relegados a China. También se espera que los smartwatches tengan el precio medio de venta más alto y se pronostica que representarán más de dos tercios de los ingresos del mercado de wearables.

Se espera que los relojes básicos crecerán un 16,4% anual de aquí a 2022, a medida que los nuevos proveedores y los diseños modernos impulsen la categoría. Sin embargo, la categoría afrenta desafíos, ya que los proveedores han tenido dificultades para educar a los usuarios acerca de los beneficios de estos dispositivos. Muchos consumidores aún ven estos dispositivos como relojes, en lugar de como wearables que forman parte de un ecosistema más grande y, como resultado, IDC espera que esta categoría siga siendo secundaria frente a sus colegas más inteligentes.

El hardware básico y de bajo coste de las pulseras básicas seguirá ocupando su lugar en los mercados emergentes. Se espera que estos wearables representen el 22% de las ventas totales en 2022, frente al 36% en 2018. Sin embargo, la facilidad de uso y el acceso general de estos dispositivos los posiciona como el dispositivo de inicio perfecto para el resto de la categoría wearables.

Por su parte, los auriculares inteligentes alcanzarán los 13,3 millones de unidades a finales de 2022, lo que representa una subida media anual del 48%. Con el aumento de los asistentes inteligentes por voz, los desarrollos de hardware de los fabricantes de chips como Qualcomm y la creciente popularidad de los auriculares inalámbricos, IDC anticipa que este formato será el más popular, aparte de las pulseras y relojes.

Asimismo, La ropa cargada de sensores está en camino de crecer de una cuota del 2% en 2017 al 5,3% en 2022. Hasta la fecha, esta categoría ha sido impulsada por zapatos que cuentan pasos. Sin embargo, en el futuro, IDC anticipa que otras marcas de nicho comenzarán a ganar tracción a medida que se dirijan a atletas profesionales o trabajadores de empresas en entornos peligrosos.

Finalmente, IDC señala que otras categorías de wearables menos conocidos, como los que se pueden llevar en diferentes partes del cuerpo o dispositivos que se llevan la cabeza, como la banda Muse, o incluso pulseras inteligentes, van a mantener una porción muy pequeña del mercado en general.