Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Samsung Galaxy Tab S, tablet con pantalla SuperAMOLED

  • Movilidad

Samsung Galaxy Tab S

La nueva Galaxy Tab S cuenta con una pantalla Super AMOLED WQXGA (2.560 x 1.600, 16:10), y ratio de contraste de 100,000:1 y Adaptive Display, característica que ajusta de la saturación y la nitidez en función de la aplicación que se esté utilizando, la temperatura de color del entorno y la luz del ambiente.

Los modos pre-instalados, AMOLED Cinema y AMOLED Photo, permiten a los usuarios acceder a los ajustes de pantalla en relación al brillo, a los resultados dinámicos de vídeo y a los contenidos fotográficos.

La Galaxy Tab S tiene un grosor de 6,6 mm y un peso 465 gramos, en el modelo de 10,5 pulgadas, y 294 gramos para el modelo de 8,4 pulgadas, y una batería de 4,900 mAh cuya autonomía puede extenderse gracias al modo Ultra-Power Saving. Cuenta con un procesadores Exynos 5 Octa (1.9 GHz QuadCore ; 1.3 GHz Quadcore) o Qualcomm Snapdragon 800 2.3 GHz Quadcore y Android Kit Kat como sistema operativo.

Otro elemento que Samsung ha querido potenciar en la Galaxy Tab S son los contenidos, dado que la firma ofrece con cada tableta un valor aproximado de 1.000 dólares.

Pensando en otras necesidades, los usuarios pueden hacer y recibir llamadas directamente desde sus teléfonos a sus Galaxy Tab S con la función Call Forwarding a través de SideSync 3.0, mientras que Quick Connect encuentra y se conecta a dispositivos cercanos, para poder compartir contenidos de forma sencilla. Otra funcionalidad es Multi User Mode, que permite al usuario crear un perfil propio optimizado y seguro gracias a Fingerprint Scanner; y el Kids Mode, que cuenta con su propia interfaz y con numerosas aplicaciones diseñadas especialmente para ser usadas por niños.

El Samsung Galaxy Tab S se presenta en cuatro versiones. El modelo de 8,4 pulgadas y conexión Wi-Fi se comercializará a un precio de 399 euros, mientras que la versión LTE tendrá un coste de 499 euros, el mismo que el Samsung Galaxy Tab S de 10,5 pulgadas y Wi-Fi. Por su parte la versión LTE del modelo de 10,5 pulgadas costará 599 euros.

Redacción