Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El smartphone: un artículo de gran consumo que sigue atrayendo al canal

  • Movilidad

Smartphones 3

Aunque el mercado de smartphones se ha ido desacelerando, especialmente en mercados desarrollados como el español, todavía sigue siendo un producto atractivo para los fabricantes y el canal. Prueba de ello son los resultados del último IT Channel Briefing de Context, según el cual, los smartphones representaron la segunda categoría de producto en importancia para el canal español en 2017, con un 15% de la distribución. Con todo, el canal se enfrenta a una situación de sobre stock, debido a la ralentización de la demanda y la entrada de nuevas marcas. De las características del mercado español, la evolución de la tecnología, la creciente competencia y la amplitud del canal, hemos hablado con ASUS, Esprinet y Samsung.

  Quizá te interese...

El mercado de smartphones en España durante 2017 fue muy agresivo, sobre todo en cuanto a precio e innovación. Los años de crecimiento de dos dígitos pasaron a la historia, y aunque la demanda sigue creciendo, lo hace a un ritmo más lento, debido a saturación del mercado español. Los últimos datos de Red.es revelan que la penetración del teléfono móvil en los hogares españoles es del 93,4%, de los que un 76,3% disponen de smartphones. Es por ello por lo que la mayor parte de la demanda en España se centra en las renovaciones, si bien las nuevas generaciones se están incorporando cada vez antes. Hay estadísticas que dicen que el 45% de los niños de 11 años ya lo poseen, el 75% a los 12 años, y entre los mayores de 14 años, 9 de cada 10 lo tienen.

 

Pese a que las ventas no se han detenido, Diego Lanzuela, director de marketing y ventas del Área de Telefonía de Esprinet Ibérica, asegura que “actualmente la situación del mercado es de sobre stock debido a la ralentización y la entrada de nuevas marcas en el mercado”. Para estimular la demanda, los fabricantes viven en una guerra permanente por sacar al mercado​ los dispositivos más renovados, con las últimas novedades y creando en los usuarios​ la necesidad de tenerlos. De hecho, según un estudio realizado por​ Rastreator.com,​ al 37,3% de los españoles le gustaría poder cambiar de móvil cada año. ​ Pero​ comprar un​ smartphone​ supone​ un desembolso​ económico​ considerable​ que no todos los consumidores pueden permitirse, de ahí el éxito que están teniendo aquellas marcas que prometen una buena relación calidad-precio.

 

“El consumidor español es heterogéneo y busca productos de calidad en relación con sus preferencias”, afirma Carmen Limia, directora de marketing y comunicación de ASUS Ibérica. “Cada consumidor tiene unos intereses y necesidades muy concretas, y desde ASUS ofrecemos una amplia diversidad de modelos para que solo paguen por aquellas funcionalidades que realmente necesitan y no por otras, así conseguimos el mejor precio posible por el máximo valor para cada usuario”.

 

Por su parte, Luis de la Peña, Head of Marketing IM de Samsung España, explica que “como fabricantes de telefonía móvil tenemos el reto de hacer una propuesta de valor a los consumidores que les anime a explorar las nuevas experiencias y oportunidades de negocio que ofrece nuestra tecnología. Al mismo tiempo tenemos que dar respuesta a lo que los consumidores y las empresas esperan de nosotros, en un momento en que la forma que utilizamos nuestro smartphone ha cambiado completamente respecto a los últimos años”.

 

Innovación constante

Actualmente, la vida del smartphone es corta por la rápida evolución que ofrecen los fabricantes. Con cada nueva generación de smartphones, aparecen nuevas funciones e innovaciones. “En general las marcas se están focalizando en mejorar la parte fotográfica del dispositivo, así como la inteligencia artificial, ampliar pantallas, ampliar memoria, servicios de cloud y seguridad”, sintetiza Diego Lanzuela, de Esprinet.

A nivel de diseño, los smartphones de pantalla completa se convertirán en la tendencia en el mercado este año. El lanzamiento de móviles con biseles más estrechos y con una pestaña superior en la pantalla, lo que se ha dado en llamar diseño ‘notch’, permite incluir soluciones de sensor de huellas dactilares debajo de la pantalla y aplicaciones que combinan módulos de cámara y reconocimiento facial. Por otro lado, si hasta ahora los cuerpos metálicos han venido dominando los materiales de construcción, cada vez más smartphones están adoptando el vidrio, y las curvas también están apareciendo con más frecuencia en el diseño de las carcasas.

 

En cuanto a las funciones, los fabricantes están apostando por integrar cámaras duales con un segundo objetivo. Cada vez más modelos están apostando por esta disposición, ya sea combinando cámaras RGB con monocromas o un objetivo gran angular con un teleobjetivo. Por otro lado, el reconocimiento de huellas dactilares es una de las formas más populares de verificar la identidad en los nuevos smartphones, con las principales marcas ubicando el sensor de huellas en la parte delantera. Además, los escáneres de iris y reconocimiento facial están cada vez más presentes.

 

Otra innovación que se está introduciendo gradualmente en los teléfonos inteligentes es la realidad aumentada (AR). Ésta comienza a ser habitual en juegos y mapas, que incluyen flechas que ayudan a guiar en las aplicaciones de rutas y navegación. Aunque la AR necesita aún margen de mejora, en no mucho tiempo vamos a estar interactuando cada vez más con el espacio 3D que nos rodea dentro de nuestros smartphones.

 

Si quiere acceder al contenido completo, pinche en este enlace.