Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Entre peces enormes anda el juego...

  • Opinión

José Luis Montes, director de Smart Channel Technologies y director de Channel Academy, analiza las implicaciones de la compra de Ingram Micro por parte del conglomerado chino Tianjin Tianhai.

El tema de portada de IT Reseller de febrero hablaba de la consolidación del canal  y ayer nos topábamos con la sorpresa de la compra que el Grupo HNA, a través de su brazo logístico Tianjin Tianhai, del gigante mundial de la distribución TI, Ingram Micro.

Una sorpresa múltiple y sonada, por varias razones. Primero, porque estamos acostumbrados a pensar que es natural que el pez grande se coma al chico, pero no tanto a ver como los grandes habitantes de la pecera se engullen entre sí.

Pero, sobretodo, porque el comprador no es del sector … de hecho, no tiene nada que ver con las Tecnologías de la Información en todo el amplio portfolio de su diversificado negocio: aviación, finanzas, transporte marítimo, hoteles, centros comerciales y hasta transporte frigorífico o gestión de aeropuertos, pero nada de mayoreo TI, ni nada que se le acerque.

Y, claro está, además se trata de una compañía china, con toda la carga de incógnitas que para nosotros, los occidentales, tienen los inversores de esa procedencia. Una enorme compañía americana es adquirida por otra enorme (aunque, en realidad, en ventas Ingram casi le duplica, pero en otros parámetros de negocio la cosa cambia) corporación china.

Y, claro, al minuto siguiente nos estamos volviendo todos hacia los analistas, buscando una explicación al movimiento. La explicación mayoritaria es que esto tiene mucho sentido porque Ingram llevaba un tiempo empujada por sus inversores a crecer en nuevos territorios, y China era una de las grandes asignaturas pendientes. Dichos expertos auguran que pasará ahora, por obra y gracia del nuevo dueño, a ser una fortaleza.

Pero, la verdad, dudo mucho que los chinos hayan comprado Ingram Micro para introducirla en su mercado. Como razón principal para gastarse 6.000 millones de dólares pagando casi un 40% más de la cotización actual de la empresa, me parece tirando a débil. Por supuesto, en la lista de las sinergias de negocio esa es una de las que estarán arriba del todo, pero no suena a razón principal para un movimiento de tanto calado.

Dicen otros que el sentido de la compra es justamente el contrario: que permite al Grupo HNA poner un pie y medio en el suculento mercado americano, donde en el fondo no son tan bienvenidas las compañías chinas. Vale, no digo que no sea otra de las sinergias que estén en la lista, pero la verdad es que me parece incluso más débil que la anterior como motivo para sacar la cartera y empezar a poner billetes sobre la mesa: ¿exactamente cual de los negocios actuales de HNA va a facilitar Ingram Micro su penetración en el mercado de USA? ¿El de los hoteles quizá, o el de las compañías de aviación? Insisto, para los analistas que estén despistados: HNA no fabrica ni vende nada de TI, y no veo a Ingram Micro a corto plazo vendiendo a través de su canal de USA (ni de ningún sitio) ni billetes de avión ni noches de hotel.

Pienso que para ver las respuestas hay que tomar algo más de distancia, y observar hacia dónde va el mundo a medio plazo … suponiendo que alguien tenga la más mínima idea de hacia dónde va. Pero vamos a aprovechar que en realidad nadie la tiene para “colocarte” yo mi rollo, tan plausible como cualquier otro.

El impacto del comercio electrónico es ya indiscutible, y nadie serio niega que es una tendencia de futuro absolutamente hegemónica. Y el Grupo HNA basa una parte importante de su negocio en la gran logística, en mover grandes cantidades de cosas y personas con montones de barcos y aviones. Pero es en la micro-logística donde hay un terreno enorme para explotar con el impacto creciente del citado comercio en internet. Algo de lo que HNA parece tener poca idea, y en lo que Ingram Micro es indudablemente un experto de talla mundial. Gestionan en montones de almacenes enormes y dispersos decenas de miles de referencias de todos los tamaños y tipos, con ciclos de vida demenciales, de forma que un pedido conformado antes de media tarde está en manos del cliente al día siguiente, con una tasa de errores casi inexistente y una precisión en su complejidad que probablemente solo los mayoristas farmacéuticos son capaces de emular en parte. Así que éste potencial aprendizaje me parece a mi una buena razón para que el Grupo HNA haya soltado la pasta, pues afectaría al core business actual del propio Grupo comprador.

Y, hablando de tendencias mundiales indiscutibles, las Tecnologías de la Información son otra de ellas: en no más de 10 años, todo lo que pueda estar conectado y moviendo información, va a estarlo haciendo. Y prácticamente todo es susceptible de conectarse. Así que todo va a ser TI, desde el pañal de un bebé hasta el agua de los arrozales, pasando por las vigas que sostienen los puentes o el espejo de tu cuarto de baño. No son cosas dichas a lo loco, sino ejemplos concretos ya existentes y creciendo. Todo será datos, generados, gestionados y explotados, todo serán Tecnologías de la Información. Y los chinos lo saben, y no están en ello, y no hay duda de que Ingram está sólidamente asentado en ese terreno, tanto en lo más tradicional del mismo como en lo más novedoso y avanzado. Ya son dos tendencias globales en las que HNA no está, e Ingram Micro está de lleno, y en las que pinta que la adquirida puede aportar mucho valor en forma de aprendizajes, sistemas y contactos a la adquirente.

Ingram Micro es, además, una compra bastante desprovista de riesgos grandes a corto, que lleva años cotizando dentro de un marco muy estable y que, si bien hay incógnitas acerca de cómo todos nosotros nos adaptaremos al futuro que viene, se trata de una inversión sobre bases muy estables y cuya prima pagada puede explicarse por las sinergias mencionadas al inicio. De hecho, el mercado ha reaccionado con subidas que casi igualan dicha prima.

Lo cierto es que el mundo está cambiando tan aceleradamente los paradigmas a los que estábamos acostumbrados, que ya ni los peces grandes se comen a los pequeños, ni son los americanos los que compran a los demás, ni las adquisiciones se hacen dentro del mismo sector. Y éste movimiento es una muestra perfecta de todos los cambios radicales que nos vienen encima, inesperados y, para muchos, inexplicables.

José Luis Montes, director de Smart Channel Technologies. director de Channel Academy

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos