Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Vector ITC y Panda Security trabajan juntos contra el cibercrimen

  • Seguridad

Protección seguridad

Vector ITC Group y Panda Security trabajaránjuntos para prevenir y combatir el cibercrimen. Además, Panda Security ha anunciado Adaptive Defense 1.5, la nueva versión de su servicio gestionado de seguridad.

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan las compañías es el continuo desarrollo y sofisticación de los ataques, lo que ha propiciado la aparición de un entorno de ciberamenazas en el que es muy difícil protegerse y donde las empresas se encuentran en una situación de gran vulnerabilidad. Dentro de las amenazas más peligrosas del ciberespacio destacan: Cryptolocker, ataques dirigidos y las amenazas persistentes avanzadas (APT).

Los ataques dirigidos son fraudes a través de Internet que se llevan a cabo por correo electrónico y consisten en intentar convencer de un pago por adelantado al receptor del correo. Uno de los ejemplos más repetitivos de los últimos tiempos son las conocidas como estafas nigerianas.

Otra amenaza muy corriente en la actualidad son las amenazas persistentes avanzadas (APT), definidas como un conjunto de procesos informáticos  dirigidos a vulnerar la seguridad informática  de una entidad específica, habitualmente organizaciones o naciones por motivos políticos o financieros.

Cryptolocker es un malware que secuestra la información del usuario y pide una suma de dinero para poder recuperarla. CryptoLocker utiliza técnicas de ingeniería social para conseguir que sea el propio usuario quien lo ejecute. Se envía a través de correo electrónico y la víctima lo ejecuta accediendo al enlace que se adjunta [Ancla] en el e-mail.

A diferencia de los ataques dirigidos a particulares, el rescate económico solicitado es mucho mayor y depende de la importancia de la empresa.

Según Vector ITC Group, el malware es cada vez más sofisticado y difícil de detectar, las estrategias de infección evolucionan y se incrementan las motivaciones de los creadores de malware. A esto hay que añadir la mayor dependencia tecnológica de los procesos internos de la empresa.

Al hilo de estas amenazas, Panda Security ha anunciado Adaptive Defense 1.5, la nueva versión del servicio gestionado para garantizar la seguridad ante amenazas persistentes avanzadas (Advanced Persistent Threats, APT) y ataques dirigidos en el entorno corporativo, que cuenta con un enfoque disruptivo frente al tradicional sistema de detección de software maligno en base a listas negras.

Entre las principales novedades de Adaptive Defense 1.5, destacan la inclusión del servicio de desinfección, la posibilidad de visualizar en tiempo real el estado de los endpoints, y la opción de gestionar la configuración desde una única consola web.

En palabras de Carlos Delgado, consejero delegado de Vector ITC Group, “la unión de Vector ITC Group y Panda Security, constituye una sólida y poderosa alianza para la lucha contra el cibercrimen. Proporcionaremos a las empresas la tecnología, las herramientas y la estrategia necesaria para combatir los ciberataques y desarrollar de forma segura su negocio a través del ciberespacio”.

Redacción

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos