Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Rafael Diaz-Guardamino, Dell EMC: Flash es una tecnología madura y accesible

  • Seguridad

Rafael Dell EMC

Rafael Diaz-Guardamino, Storage domain Sales Engineer de Dell EMC, analiza cuál es la situación del mercado de almacenamiento flash y las repercusiones que éste tiene para el canal de distribución TI.

Esta entrevista forma parte del Tema de Portada de IT Reseller del número de marzo de 2017. Puedes descargarte la revista en este enlace. 

Según un estudio de Gartner, en 2019 el 20% de las cabinas de almacenamiento de gama alta tradicionales se sustituirán por cabinas Flash. ¿Cuáles van a ser los motivos de esta sustitución?

La tecnología Flash ha supuesto una verdadera disrupción y ya se ha convertido en uno de los motores más importantes en el mercado del almacenamiento. En este momento Flash es una tecnología madura y accesible con un aumento imparable de la demanda. No en vano, hace un par de meses anunciamos que nuestra solución All Flash XtremIO había alcanzado los 3.000 clientes y 3.000 millones de dólares en ventas totales en menos de tres años de vida, posicionándose, probablemente, como el producto de almacenamiento empresarial de más rápido crecimiento hasta el momento.

  Quizá te interese...

Las razones de su éxito son variadas. Desde un punto de vista más corporativo, las organizaciones necesitan soluciones que les permitan maximizar las nuevas tendencias tecnológicas, desde el Big Data hasta la computación en la nube, a fin de obtener el máximo valor de sus datos mediante el diseño, construcción y gestión de una infraestructura de la información flexible, escalable y segura. Una infraestructura tecnológica que les permita reducir riesgos y costes asociados a la gestión de la información, al tiempo que extraer el máximo de su valor para el beneficio del negocio. En este desafío, la tecnología Flash ocupa un lugar protagonista.  

A un nivel más práctico, hay que tener también en cuenta que el precio de Flash va disminuyendo. Si se mide el precio en términos relativos, en algunas configuraciones el precio de Flash puede llegar a ser menor que el del almacenamiento tradicional, y este es un factor, en muchas ocasiones, decisivo.

¿Qué estimaciones manejáis con lo que puede ocurrir en la gama media?

Flash ya es una tecnología a considerar en todo tipo de proyectos. Hoy en día Flash ha dejado de considerarse únicamente para entornos altamente críticos como bases de datos transaccionales, entornos altamente transaccionales o aplicaciones críticas de negocio, para pasar a abarcar, además, las necesidades generales.

La implantación de discos flash crece cada vez más en todos los segmentos del mercado, ya que tanto el precio como el hándicap de menor capacidad de almacenamiento con respecto a los discos duros tradicionales prácticamente desaparecen. Ya existen discos de más de 15TB de capacidad en Flash, mucho más grandes que los discos rotacionales de mayor tamaño que tradicionalmente llamábamos discos de rendimiento – 15k o 10k.

Todo esto indica que a medida que las empresas vayan acometiendo la transformación de sus infraestructuras van a ir introduciendo cada vez más sistemas de almacenamiento Flash, y los discos duros tradicionales continuarán su tendencia a la baja.

¿Cómo puede afectar a estas estimaciones el hecho de que algunos fabricantes ya hayan publicado su intención de hacer una transición lo antes posible a sistemas all-flash?

Sin duda agilizará la evolución hacia sistemas all-flash. Es posible que haya determinados casos en los que pueda tener sentido optar por almacenamiento tradicional que implique la combinación de discos Flash y HDD en la misma cabina, pero a medida que las tecnología Flash se generalicen, su implantación será imparable.

¿Cuáles son los principales beneficios de esta tecnología para las empresas?

La tecnología Flash es uno de los principales motores del cambio que vivimos y resulta esencial para ayudar a las organizaciones a afrontar el proceso de transformación digital. Así, en primer lugar, esta tecnología contribuye a la modernización de la infraestructura de centro de datos y permite ejecutar a la perfección las aplicaciones de misión crítica a una velocidad y a un precio inimaginable hace varios años. Hay que tener en cuenta que Flash impregna actualmente todas las capas de TI, independientemente de si son entornos virtualizados o no.

Además, Flash no sólo facilita mayor rapidez en la gestión, sino que también habilita la posibilidad de incorporar a los sistemas nuevas funciones, algunas tan importantes como la deduplicación de la información, mediante la cual los sistemas de almacenamiento evitan que la información redundante sea grabada en el sistema de almacenamiento. La consecuencia de esto, cuando se dispone de un número muy elevado de puestos de trabajo virtualizados de características similares y que comparten información común, es que podemos gestionar varios miles de puestos con la infraestructura de almacenamiento correspondiente a menos de la mitad tanto en cuanto a la compra, como a gastos ambientales, lo cual aporta una mayor sostenibilidad.

Vistos estos beneficios, ¿por qué la transición no se realiza de manera inmediata sobre todo teniendo en cuenta el descenso del precio que ha experimentado la tecnología flash en los últimos meses?

Los discos Flash son cada vez más asequibles en cuanto al coste, algo impensable hace unos años, y hoy por hoy es una tecnología a considerar en todo tipo de proyectos.  Pero el coste es solo una de las variables a analizar a la hora de adoptar esta tecnología. Otra de las variables es que cada organización analice qué es capaz de hacer en su negocio con esta tecnología, con cuánta rapidez es capaz de ofrecer nuevos servicios a sus clientes o cuánta rentabilidad va a ganar si es capaz de ser más rápido que sus competidores. Es necesario llevar a cabo un análisis completo, incluyendo todas las variables, para darse cuenta de que es el momento para adoptar Flash en el centro de datos.

¿Qué oportunidad puede suponer esto para el canal de distribución y qué necesita para poder aprovechar este negocio?

Flash es el futuro y una clara oportunidad de negocio para los partners, tal y como indican las las estimaciones de los analistas. El canal tiene que ponerse al día con las tecnologías que sean capaces de impulsar el negocio. Cuanto antes se familiaricen con las tecnologías Flash y loincorporen a su estrategia de ventas, antes podrán recoger los frutos de lo que será un importante granero que también ayudará a conservar relaciones claves.

El partner tiene la oportunidad de ayudar a sus clientes a comprender mejor cómo esta revolucionaria tecnología puede cambiar su negocio. Flash representa una oportunidad perfecta para que los partners puedan cumplir con su papel como asesores y consultores de confianza, ayudando a optimizar las infraestructuras de TI de sus clientes. De este modo, los partners se ganan la lealtad a largo plazo de los clientes y pueden disfrutar de ingresos, también a largo plazo, mientras guían al cliente a través de cada etapa de su camino hacia la implantación de la tecnología Flash. Es decir, el distribuidor puede proporcionar un enorme valor añadido a sus clientes a través de esta tecnología.

Esta entrevista forma parte del Tema de Portada de IT Reseller del número de marzo de 2017. Puedes descargarte la revista en este enlace. 

También te puede interesar...

Entrevista a José Moreno Vieco, Business Development Manager Product Business Line Fujitsu

Entrevista a Sara Martínez,  Jefa de producto de almacenamiento de HPE

Entrevista a Julián Jiménez Ovelar, director de la Unidad de Almacenamiento de IBM para España, Portugal, Grecia e Israel

Entrevista a Javier Martinez, director técnico de NetApp Iberia

 

 

 

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos