Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

El primer semestre registra un repunte de ciberataques a gran escala

  • Seguridad

pirateria hacker

Pasado el ecuador del año, hemos sido testigos de ataques masivos amparados por estados, filtraciones de herramientas de espionaje de agencias de inteligencia y hackeo de campañas electorales. Según Panda Security, se trata de ataques variados, con distintos objetivos y cada vez mayores.

La primera mitad del año ha registrado un número sorprendente de amenazas contra la seguridad informática global. Como señala Panda Security, no han sido casos aislados de clásicas operaciones de ransomware contra empresas o intentos de obtener información corporativa.

Lo más renombrado fue el ataque masivo de ransomware llamado WannaCry en mayo, el cual afectó a empresas y particulares de todo el mundo, incluyendo grandes corporaciones y organismos públicos, incluido el Servicio de Salud Británico, la multinacional francesa Renault, y el grupo de mensajería estadounidense FedEx. Funcionarios estadounidenses han relacionado la autoría del ataque con el gobierno norcoreano. En total, WannaCry recaudó casi 52 bitcoins, alrededor de 115.000 euros, una cifra no muy elevada para este tipo de ataques.

Aproximadamente un mes después de WannaCry, otra ola de ataques de ransomware aprovechó las vulnerabilidades de Windows expuestas por el grupo de hackers Shadow Brokers y alcanzó objetivos de todo el mundo. Este malware, conocido como Petya, NotPetya y otros nombres similares, afectó especialmente a la infraestructura de Ucrania, incluyendo a compañías eléctricas, aeropuertos, transporte público y el banco central y ha sido el último de una serie de ataques cibernéticos contra este estado.

En marzo, WikiLeaks publicó un archivo de datos con 8.761 documentos presuntamente robados a la CIA que contenían una extensa documentación sobre operaciones de espionaje y herramientas de hacking. Las revelaciones incluían vulnerabilidades de iOS, errores de Windows y la posibilidad de convertir Smart TV en dispositivos de vigilancia. Wikileaks bautizó la filtración como Vault 7.

Y siguiendo con el tema de las filtraciones, dos días antes de la segunda vuelta presidencial de Francia en mayo, piratas informáticos hicieron públicos 9 GB de correos electrónicos filtrados del partido de Emmanuel Macron. La filtración parecía orquestada para dar a Macron la menor capacidad de respuesta posible y repetir el esquema del ciberataque contra la campaña de Hillary Clinton en las elecciones norteamericanas, aunque en el caso francés no tuvo el mismo impacto. Los investigadores hallaron pruebas de que el grupo de hackers vinculado al gobierno ruso Fancy Bear estaba detrás de la maniobra.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos