Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El fraude de tarjetas de crédito costará 33.000 millones de dólares en 2021

  • Seguridad

tarjeta, consumo, pagos, dinero

Los robos de tarjetas de crédito o débito, las clonaciones de tarjetas, entre otros tipos de robos a nuestro historial crediticio y a nuestros bolsillos, se han vuelto cosa de casi todos los días. He aquí unos consejos para no caer en este tipo de fraude.

Las tarjetas de crédito son uno de los principales medios de pago del mundo en la actualidad, de ahí que esté en el punto de mira de los delincuentes. Según un informe de Nilson Report, durante el año 2016 las pérdidas mundiales por fraude de tarjetas de crédito ascendieron a más de 22.800 millones de dólares, superando el monto del año 2015 que fue de 21.000 millones, y se estima una proyección de 32.960 millones en pérdidas para el 2021. Preocupado por estas alarmantes cifras, BBVA Continental ha publicado una infografía con información sobre cuáles son los tipos de fraude con tarjetas de crédito, y consejos para evitar ser víctimas.

Quizá te interese...

¿Cómo tener un puesto de trabajo productivo? (IT Webinar)  

Operaciones cognitivas: IA para la gestión de operaciones de IT

Gestión de vulnerabilidades (IT Webinar) 

Recomendaciones para abordar un proceso de transformación digital

 

Según señala, existen dos tipos de fraude con tarjetas de crédito: presentes, que se producen cuando un vendedor pasa la tarjeta por un dispositivo que almacena su información y luego la utiliza para cargarle compras no realizadas; no presentes, que ocurren cuando la información del titular de la cuenta bancaria es robada y utilizada sin tener la tarjeta de crédito en mano. Estos últimos, son los más comunes, y suelen ocurrir por Internet, principalmente por caer en correos electrónicos de phishing o suplantación de identidad.

Para no caer en el fraude, La entidad bancaria ofrece los siguientes consejos:

- No perder de vista la tarjeta al hacer una transacción

- No dejar espacios vacíos en los recibos y tachar todos los espacios en blanco encima del monto total.

- Destruir las tarjetas de crédito antiguas que no se usen.

- Informar de cualquier cargo en la cuenta de la tarjeta que parezca sospechoso.

- No dar información de la tarjeta por teléfono, a menos de que hayas iniciado la llamada.

- Salir a la calle sólo con las tarjetas que se vayan a utilizar.

- Avisar al banco si cambias de dirección o sales de viaje.

- Guardar todos los recibos y compararlos con el estado de la cuenta.

Por otra parte, al comprar en Internet, se recomienda asimismo:

- No hacer click en un enlace de correo electrónico donde pidan información personal.

- Comprobar que la página web sea segura, y desconfiar si hay textos incoherentes o imágenes que no se muestran.

- Antes de realizar un pago, comprobar que la dirección de la página web comience con ‘https’.

- No enviar detalles de la tarjeta de crédito por correo electrónico ni redes sociales.

- Averiguar más sobre el vendedor online.