Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Cuesta encontrar el equilibrio entre seguridad y experiencias digitales

  • Seguridad

seguridad empresarial cert

La mayoría de los ejecutivos tienen la sensación de que su empresa es la más fuerte en materia de seguridad y confianza, pero la más débil en relación a la madurez de sus experiencias digitales. Para cualquier organización empresarial, satisfacer las necesidades específicas de los clientes supone un reto.

  Quizá te interese...

Akamai Technologies ha hecho público un estudio que resalta los esfuerzos que deben afrontar las empresas para ofrecer innovación digital, a la vez que se garantizan la seguridad de las experiencias digitales, de modo que se conserve la confianza de los usuarios y se mitiguen los riesgos. Los resultados también manifiestan que las empresas consideradas más maduras digitalmente crecen a un ritmo más rápido que su competencia.

El estudio revela que las experiencias digitales constituyen un requisito fundamental para lograr la ventaja competitiva, la satisfacción de los clientes y, lo que es aún más importante, su confianza. Para cualquier organización empresarial, satisfacer las necesidades específicas de los clientes supone un reto, y cubrir regiones geográficas dispares, requisitos de conectividad de red o el uso de distintos dispositivos, ha complicado la capacidad de ofrecer experiencias digitales seguras y personalizadas. Pues bien, un elevado número de ejecutivos admite que les cuesta lograr el equilibrio adecuado entre seguridad y experiencias digitales. La mayoría de los ejecutivos tienen la sensación de que su empresa es la más fuerte en materia de seguridad y confianza, pero la más débil en relación a la madurez de sus experiencias digitales.

Más de un tercio de los ejecutivos encuestados opina que solo cuentan con un nivel moderado de confianza de sus clientes, en gran parte debido a las sospechas en torno a las prácticas de uso de datos de la empresa. Los clientes se sienten más cómodos compartiendo datos con empresas en las que realmente confían, y si hay algún tipo de fallo en la seguridad de dichas empresas, no solo se ve afectada la reputación de su marca, sino también el grado de confianza del cliente e, incluso, los ingresos. De hecho, el estudio señala que las sospechas de prácticas de uso de datos dudosas por parte de una empresa contribuyen a una reducción del 25% de los ingresos.

Para Ari Weil, vicepresidente de Marketing de Productos de Akamai, “en estos momentos, resulta clave que las empresas más innovadoras se esfuercen por alcanzar el complicado equilibrio entre una experiencia digital perfecta y una seguridad integral. En nuestra opinión, este estudio detalla cómo las empresas van logrando, o se esfuerzan por lograr, dicho equilibrio. Akamai, además, está en posición de ayudar a cualquier organización en su camino hacia la madurez digital".