Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Para el 75% de los españoles la ciberseguridad es clave al elegir retailer

  • Seguridad

Banca_pago online

Un 40% de los consumidores estaría dispuesto a gastar online al menos un 20% más con un retailer que sea de confianza. En este sentido, las empresas del sector podrían incrementar sus ingresos un 5% si invierten en las medidas de ciberseguridad y privacidad que el consumidor valora.

  Quizá te interese...

La ciberseguridad es hoy día una baza clave para las empresas del sector retail. Así lo indica el informe ‘Cybersecurity: The New Source of Competitive Advantage for Retailers’ de Capgemini, que pone de manifiesto que los consumidores son cada vez más conscientes de las posibles brechas de seguridad de datos en los retailers y están dispuestos a gastar más con aquellos que demuestren tener unas sólidas capacidades de ciberseguridad.

De acuerdo con el estudio, el 75% de los consumidores españoles sitúa la ciberseguridad como el tercer factor más importante a la hora de decidir a qué empresa comprar, después de la disponibilidad del producto y la calidad, y por delante de factores como el precio y la reputación de marca. De hecho, el 49% estarían dispuestos a gastar online al menos un 20% más con un retailer que sea de su plena confianza. A nivel mundial, el porcentaje de clientes dispuesto incrementar sus compras es del 40%. En este sentido, el estudio apunta que las empresas del sector capaces de adoptar medidas avanzadas de ciberseguridad podrían incrementar hasta un 5,4% sus ingresos anuales.

Sin embargo, el informe indica que existe una diferencia clara entre las medidas que buscan los consumidores y lo que ofrecen los retailers. En el caso de España, por ejemplo, un 75% de los retailers confía en la seguridad de los datos personales, frente al 45% de los consumidores. Igualmente, el 70% de las empresas se considera transparente sobre el uso de esta información, frente a solo el 41% de los consumidores que así lo considera. A nivel mundial la disparidad de opiniones es prácticamente similar.

El informe incluye una serie de recomendaciones prácticas para ayudar a las empresas líder en el sector retail a enfrentarse a los ciberataques y a las exigencias de transparencia de los clientes:

Preocuparse por conocer las expectativas de los clientes en materia de ciberseguridad y protección de datos y asegurar la adopción de medidas que contemplen todos los elementos demandados. Esto incluiría la encriptación o cifrado de los datos almacenados, una política clara y transparente de privacidad de datos, el uso de herramientas avanzadas contra malware, el control de los datos que el retailer puede almacenar y durante cuánto tiempo, y el uso de programas avanzados de cifrado de datos en sitios web y aplicaciones.

Asegurar que los sistemas de ciberseguridad vayan un paso por delante de los hackers. El informe revela que la introducción de nuevas tecnologías, una débil segregación de funciones y responsabilidades y una arquitectura técnica obsoleta o no actualizada, son las tres principales vulnerabilidades de los retailers que han aprovechado los ciberdelincuentes en sus ataques en los tres últimos años. Para evitarlo, es importante que las empresas conozcan las vulnerabilidades de la organización y refuercen su protección; identifiquen sus mayores amenazas y adopten las mejores prácticas para su detección; impliquen a los directivos de la empresa para asegurar una inversión adecuada en las principales iniciativas de seguridad; y desarrollen un sólido plan de respuesta a incidencias para prevenir la pérdida de clientes.

Posicionarse como depositarios seguros de los datos de los clientes. Próxima ya la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) de la UE, es fundamental que las empresas desarrollen estrategias que den al consumidor la confianza plena de que sus datos están protegidos. Actualmente, según el estudio, sólo el 40-60% de los retailers señala estar íntegramente adaptados a algunos requisitos de esta regulación.