Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El temor a las brechas de seguridad frena la transformación digital

  • Seguridad

Preocupación Ejecutivo Miedo

Las consecuencias de las brechas en la nube son cada vez más costosas y destructivas. De hecho, para las pymes, el coste medio de una brecha de seguridad supera los 100.000 euros, que es un 36% superior a la cifra de 2017, y para las empresas grandes, el aumento es del 24%, con un coste medio de 1,05 millones de euros.

  Quizá te interese...

Los crecientes costes de las brechas de seguridad son una preocupación para las empresas inmersas en la transformación digital, donde la infraestructura cloud adquiere una importancia cada vez mayor, con un 45% de las grandes empresas y un 33% de las pymes apostando por el uso de la nube híbrida en los próximos 12 meses. De hecho, los incidentes más costosos están relacionados con entornos cloud y de protección de datos.

Así lo indica Kaspersky Lab, que señala que dos de cada tres de los incidentes de ciberseguridad más costosos que afectan a pymes están relacionados con la nube, donde un problema con la infraestructura de TI alojada en terceros llega a alcanzar un coste medio de 150.000 euros. Para las empresas grandes, el coste medio de las brechas de seguridad de datos puede llegar a los 1,4 millones, y los 1,2 millones en el caso de incidentes que afectan a la infraestructura TI de terceros.

El aumento de los incidentes obliga a las empresas a priorizar el gasto en ciberseguridad para que los proyectos de transformación digital funcionen sin problemas y de forma segura. En 2018, se prevé que las empresas dediquen casi un tercio de su presupuesto TI a la ciberseguridad.

“La ciberseguridad se ha convertido no solo en un capítulo más de los presupuestos de las TI, sino también en un problema para los consejos de administración y dirección y una prioridad empresarial para empresas de todos los tamaños, como lo demuestra que las compañías están aumentando sus presupuestos de seguridad TI. Las empresas esperan conseguir unos beneficios significativos ya que se juegan mucho. Además de los tradicionales riesgos de seguridad, ahora tienen que enfrentarse además con una creciente presión regulatoria”, comenta Maxim Frolov, vicepresidente mundial de ventas de Kaspersky Lab.