Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Facebook, Google y Microsoft no respetan la privacidad de sus usuarios

  • Seguridad

privacidad

Un estudio de consumidores apunta a que Facebook utiliza varias técnicas para dirigir a los consumidores a compartir grandes cantidades de información sobre ellos mismos, como el reconocimiento facial. Por su parte, Google y Microsoft no facilitan una mejor gestión de su privacidad.

  Quizá te interese...

Un análisis del Consejo de Consumidores Noruego determina que las actualizaciones de la configuración de privacidad de los usuarios de Facebook, Google y la actualización de Windows 10 relacionadas con el nuevo Reglamento Europeo de protección de datos (RGPD) no respetan la protección de datos ni los derechos de los consumidores.

En el caso de Facebook, para cumplir con RGPD, Facebook ha obligado a los usuarios a hacer clic y aprobar los mensajes de actualización, algo que muchos consumidores hacen sin leer ni ser conscientes de las consecuencias. Según el análisis, Facebook no tiene intención de dar a los usuarios opciones reales para gestionar su privacidad y utiliza varias técnicas para dirigir a los consumidores a compartir grandes cantidades de información sobre ellos mismos, por ejemplo, mediante el uso de configuraciones predeterminadas que resultan claramente invasivas.

En la manera de presentar al usuario las distintas opciones de privacidad, Facebook intenta que la opción más sencilla resulte siempre la que más datos personales obliga a compartir y la menos aconsejable desde el punto de vista de la privacidad. Un ejemplo, es el reconocimiento facial de las fotos que se comparten, una opción que se activa por defecto, y que claramente invasiva para la privacidad de los propios usuarios y de sus “amigos” en Facebook.

La red social dice a los usuarios que la tecnología de reconocimiento facial les permite 'ayudar a protegerlos de “extraños” y “decirles a las personas con impedimentos visuales quién está en una foto o video”, y les avisa de que "amenazados" con la posible pérdida de seguridad si no aceptan el reconocimiento facial. Los consumidores están siendo guiados por Facebook hacia una configuración predeterminada (oculta) que no es la que mejor garantiza su privacidad, pero si la que más conviene a Facebook, apunta el análisis.

Para OCU, esto demuestra que Facebook sigue sin respetar las reglas básicas de protección de datos y del consumidor. A juicio de la organización se trata de ejemplo más que confirma la idea de que el modelo de negocio Facebook se orienta hacia la recopilación de datos a gran escala y el intercambio de datos de los usuarios, sin que estos sean plenamente conscientes de ello. Por todo ello OCU, junto con sus organizaciones hermanas en Bélgica, Italia y Portugal, han decidido presentar una demanda colectiva contra estas prácticas de Facebook.

El estudio noruego también menciona problemas desde el punto de vista de la privacidad con las ventanas emergentes de información y consentimiento que Google y Microsoft ha ofrecido a sus usuarios como parte de su adaptación a RGPD. Como en el caso de Facebook, las opciones más restrictivas en el uso de los datos son las menos accesibles para los usuarios. Por ello, OCU se ha dirigido a ambas compañías para comunicar los resultados y pedir reacción clara y respuestas concretas para remediar esta situación y que los usuarios puedan optar de forma fácil y sencilla a una mejor gestión de su privacidad.