Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Fortnite es utilizado como gancho para propagar malware Android

  • Seguridad

gamer videojuego

La popularidad masiva del juego, cuya versión Android verá la luz a lo largo de este verano, está siendo aprovechada por los cibercriminales para distribuir sus amenazas camufladas en versiones falsas de Fortnite que les suscriben a servicios Premium o contienen diferentes tipos de malware.

  Quizá te interese...

Fortnite Battle Royale es un juego de supervivencia y disparo que actualmente está disponible para PC, macOS, iOS y las consolas Xbox, PS4 y Nintendo Swtich, y que cuenta con 125 millones de usuarios registrados, en su mayoría jóvenes. Se trata del videojuego del momento entre los jugadores, muchos de los cuales esperan impacientes la llegada de una anunciada versión Android que verá la luz a lo largo de este verano. Pues bien, según denuncia G DATA, esta circunstancia está siendo aprovechada por los cibercriminales para distribuir sus amenazas camufladas en versiones falsas de Fortnite que, incluso, se acompañan de tutoriales en YouTube sobre cómo realizar su instalación en Android, que están diseñados para engañar a los jugadores. El objetivo principal de los atacantes son los jugadores más jóvenes, que acaban instalando falsos Fortnites que les suscriben a servicios Premium o contienen diferentes tipos de malware.

Según G DATA, estas son las cuatro estafas que más se repiten:

--Sitios web aparentemente oficiales que ofrecen versiones Android de Fortnite, en donde hay que introducir un número de móvil. La letra pequeña informa de la suscripción a un servicio de mensajería Premium cuyo coste oscila entre los 3 y 7 euros a la semana. En algún caso se realiza una suscripción simultánea a tres servicios diferentes.

--Apps manipuladas con un troyano de acceso remoto (RAT) capaz de ofrecer a los cibercriminales acceso completo al dispositivo. Esto implica, básicamente, el robo de datos y la posibilidad de descargar nuevo malware.

--Apps manipuladas y capaces de hacerse con los datos de acceso del dispositivo.

--Apps con nombres muy similares que se anuncian como alternativas a Fortnite para colarse en dispositivos de jóvenes, inexpertos o poco cuidadosos a la hora de descargar la aplicación.