Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El creciente fenómeno de las criptomonedas está moldeando el panorama del cibercrimen

  • Seguridad

cryptojacking

Los cibercriminales tienden a favorecer las criptomonedas porque proporcionan cierto nivel de anonimato y pueden monetizarse rápidamente.

Este interés ha crecido en los últimos años, yendo más allá del deseo de usar las criptodivisas simplemente como método de pago de herramientas y servicios ilícitos. Muchos actores también han intentado aprovechar la creciente popularidad de las criptomonedas, y su consecuente precio creciente, realizando varias operaciones dirigidas hacia ellas. Estas operaciones maliciosas incluyen minado de criptomonedas (también llamado cryptojacking), la recopilación de credenciales de monederos de criptodivisas, actividades de extorsión y el ataque de las casas de cambio de criptomonedas.

FireEye ha observado diferentes tendencias relacionadas con el cryptojacking, incluyendo módulos de minado de criptomonedas a familias de malware populares, un aumento en los ataques para minar, el uso de aplicaciones móviles que contienen código de cryptojacking, su uso como una amenaza para las infraestructuras críticas y distintos mecanismos de distribución.

La firma de seguridad ha identificado el interés de los cibercriminales en temas relacionados con el minado de criptomonedas desde al menos 2009 en las comunidades underground. Las palabras clave que obtuvieron volúmenes significativos incluyeron minero (miner), cryptonight, stratum, xmrig y cpuminer. Aunque la búsqueda de ciertas palabras clave no proporcionan contexto, la frecuencia de estas palabras clave relacionadas con el minado muestran un fuerte incremento en conversaciones a principios de 2017. Es probable que al menos una parte de actores prefieren el cryptojacking porque no atrae tanta atención por parte de las fuerzas del orden.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital. 

La mayoría de las operaciones de cryptojacking recientes se han centrado de forma aplastante en Monero, una criptomoneda de código abierto basada en el protocolo CryptoNote, como una bifurcación de Bytecoin. A diferencia de muchas criptomonedas, Monero usa una tecnología única denominada “firmas ring”, que mezcla aleatoriamente la claves públicas de los usuarios para eliminar la posibilidad de identificar a un usuario en particular, asegurando que no sea rastreable. Monero también emplea un protocolo que genera múltiples direcciones únicas de un solo uso, que sólo pueden ser asociadas con el destinatario del pago y es inviable que sean reveladas a través del análisis de blockchain (cadena de bloques); asegurando que sea imposible que las transacciones de Monero sean vinculadas a alguien, a la vez que también son seguras criptográficamente.

Según los datos que maneja FireEye, el malware de minado ha crecido significativamente desde principios de 2018, siendo los pools de minado más populares minergate y nanopool y el país más afectado Estados Unidos. El sector más afectado es el de la educación, datos coincidentes con los de otros informes, probablemente porque hay unos controles de seguridad más flojos en las redes de las universidades y los estudiantes aprovechan la electricidad gratuita para minar criptomonedas.