Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

La factura electrónica ahorra más de 500 millones de euros a las empresas

  • TI para tu empresa

Contabilidad_factura_dinero

El uso de la factura electrónica en España creció en el primer semestre de 2014 un 13,6%. En ese tiempo se intercambiaron más de 67 millones de facturas.

El uso de la e-factura permitió a las empresas ahorrar casi 332 millones de euros en su recepción y 188 millones en su emisión. Además de notar sus efectos en este sentido, la facturación electrónica también permite reducir las horas de trabajo: 250.000 menos en la recepción de facturas y 40.000 en la emisión.

Además, el uso de la factura electrónica permite ser más eco-responsables. Un informe de SERES,  empresa de servicios de intercambio electrónico seguro de documentos, apunta que el coste medio de una factura recibida es de 2,27 euros en formato electrónico frente a los 7,22 euros en papel. Por su parte, el coste medio de emisión de una factura es 1,64 euros en formato electrónico y de 4,45 euros en papel. Teniendo en cuenta que en los seis primeros meses de 2014 se generaron 67.134.211 de documentos –un 13,6% más que en el mismo periodo del año anterior-, evitaron la tala de más de 3.745 pinos.

Por regiones, Cataluña y Madrid continúan encabezando el uso de factura electrónica, aunque ha crecido en otras regiones. En Andalucía, por ejemplo, el volumen de documentos emitidos se elevó un 2% y en la Comunidad Valenciana, la emisión se elevó en el mismo porcentaje.

Donde más crece el número de emisores es en Asturias (1,02%), Galicia (0,88%) y Madrid (0,48%). Pocas variaciones hay en el número de entidades receptoras, aunque el recuento de SERES señala que sube en Madrid un 0,82% y baja en Andalucía un 0,79%.

Por tamaño de empresa, las grandes aumentan su participación un 9,88% en emisión y un 4,23% en recepción en detrimento porcentual de las pequeñas y microempresas. La entrada en vigor de la Ley 25/2013, que obliga al uso de factura electrónica desde el 15 de enero de 2015, en las transacciones con las Administraciones Públicas, ha hecho que el sector servicios aumente su emisión un 20,08% y un 23,36% su recepción.

Los formatos más utilizados son facturae, edifact y PDF firmado. Desde SERES apuntan que la diversidad de versiones de cada formato complica su gestión y que la tendencia en Europa será la utilización de formato compartido Europeo para trabajar con las AAPP. En cuanto al mecanismo de transporte, la tendencia es a utilizar Web Services (servicios web) si bien crece moderadamente el uso de redes EDI (VAN) y AS2. Por su parte, el correo electrónico se limita cada vez más a la relación entre pymes.

Redacción

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos