Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

El canal online acapara el 24% del mercado europeo de tecnología de consumo

  • Distribución

Banca_pago online

La gran mayoría de los mercados europeos pueden considerarse maduros en términos de e-commerce, si bien España se sitúa por debajo de la media, con sus ventas online representando sólo el 13,6% de las ventas de bienes de tecnología de consumo en 2016.

Las ventas por Internet han crecido notablemente en los últimos años en Europa. Según datos de GfK, en la categoría de bienes de tecnología de consumo técnico, la participación de las ventas online en términos de valor pasó el 10% hace aproximadamente diez años al 20% en 2014 para llegar a casi el 24% en 2016. Por categorías de productos, Tecnología de la Información acapara el 26% de los bienes de tecnología vendidos online. La segunda mayor categoría es la de Telecomunicaciones, con el 23% de las ventas online, mientras que Electrónica de Consumo representa el 11%.

Quizá te interese...

Barómetro del emprendimiento de éxito en España

Aumenta la colaboración en DevOps y mejora el rendimiento

Informe sobre la responsabilidad ante el fraude electrónico

La transformación de Big Data: por qué el cambio es bueno para tu negocio

El equilibrio entre los canales tradicionales y online en las ventas globales está influenciado por una serie de factores, incluyendo las idiosincrasias de las diferentes categorías de productos, las estrategias de los retailers y el comportamiento de los compradores. Uno de los mayores impulsores de las ventas online ha sido las estrategias de precios de los minoristas. Como las ventas por Internet han madurado, hemos observado un movimiento general por parte de los minoristas hacia la alineación de sus precios online y offline, con la creencia de los consumidores de que un producto debe tener el mismo precio independientemente de donde se venda.

Ahorrar dinero es, sin embargo, la principal motivación que impulsa la elección de los canales compra por parte de los consumidores. Si bien la opción online a menudo se elige por razones financieras y de conveniencia, ver y sentir un producto antes de comprarlo claramente impulsa a los compradores a visitar las tiendas físicas.

Las diferencias entre los canales de compras online y tradicional han llevado hasta ahora a los consumidores a usar ambos en su estrategia de compra. Lo que la disponibilidad de las compras por internet ha hecho es proporcionar a los consumidores un nivel de transparencia en la fijación de precios, entre otras cosas, que les ha animado a adoptar un enfoque omnicanal para las compras. Saben que realizando su propia investigación en los canales online y offline antes de hacer una compra pueden obtener un mejor trato.

¿Seguirá aumentando la participación de las ventas online? Si los consumidores favorecen el uso de ambos canales por diferentes razones, ¿llegaremos a un punto de equilibrio entre ventas online y offline en el futuro?

Solo hay una certeza: no podemos sentarnos y esperar a descubrirlo. El mundo retail está cambiando constantemente, influenciado por el comportamiento de compra de los consumidores conectados, y las estrategias y tácticas de los minoristas para impulsar la elección de canales.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos