Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Panda Adaptive Defense 2.4 incluye tecnologías dinámicas anti-exploit

  • Seguridad

pyme seguridad

Además de detectar y abortar un ataque en cuanto se detecta un intento de explotación de una aplicación confiable, la nueva versión de Panda Adaptive Defense proporciona una mayor facilidad en la fase de análisis forense. La visibilidad de la solución ofrece protección contra el ransomware WannaCry.

Panda Security ha presentado la nueva versión de Adaptive Defense, una solución con capacidades de prevención, detección y respuesta para el endpoint contra los ciberataques de hoy en día. Adaptive Defense 2.4 incluye tecnologías dinámicas anti-exploit, que facilitan la detección de ciberataques en la fase de explotación radicalmente más rápida y fiable, mediante el monitoreo continuo de la actividad de los dispositivos y la identificación de exploits tanto conocidos como desconocidos. Además, proporciona una mayor facilidad en la fase de análisis forense.

Adaptive Defense facilita la detección de ataques malwareless/file-less, identificando comportamientos maliciosos de aplicaciones legítimas. Estos ataques se gestionarán como cualquier otra detección, es decir, se mostrarán en el panel de control de la consola y los informes como detecciones de malware. Por otra parte, siempre que se detecte un malware o se bloquee un elemento desconocido, la solución mostrará el equipo de red en el que se originó la infección, su dirección IP e incluso el usuario conectado.

La nueva versión ofrece mayor flexibilidad para la integración con la herramienta SIEM en el sitio del cliente, y una nueva opción para la integración en las aplicaciones operacionales del cliente, a través de un informe con detalles de estado de los equipos y servidores protegidos.

Con esta nueva versión, Panda Adaptive Defense mantiene su compromiso a sus usuarios de proporcionar una protección totalmente integrada y avanzada. De hecho, a primera hora del viernes, la solución empezó a detectar y bloquear con éxito un gran número de ataques que se aprovechaban de la vulnerabilidad EternalBlue y del ransomware WannaCry en todo el mundo.

“Gracias a la visibilidad que Adaptive Defense nos da y las capacidades de prevención, detección y de entrega de las medidas necesarias para responder inmediatamente, nuestros clientes se han encontrado protegidos desde los primeros minutos de la explosión del ataque”, afirman desde la compañía.