Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El phishing financiero acapara cerca de la mitad de los ataques

  • Seguridad

spam correo

En el phishing en redes sociales, Facebook se lleva la palma, con el 60% de los intentos de visitas a páginas de redes sociales fraudulentas. La cantidad de spam alcanzó en enero su punto máximo, un 55%, con España en el top 10 de países fuente de spam.

  Quizá te interese...

En el primer trimestre, las tecnologías antiphishing de Kaspersky Lab evitaron más de 3,7 millones de intentos de visitas a páginas de redes sociales fraudulentas, de las cuales el 60% eran páginas de Facebook falsas. Los resultados demuestran que los ciberdelincuentes están haciendo lo que pueden para hacerse con los datos personales de los usuarios.

El phishing de redes sociales es una forma de cibercrimen que involucra el robo de datos personales de la cuenta de la red social de una víctima. El defraudador crea una copia de un sitio web de redes sociales (como una página de Facebook falsa) e intenta atraer a las víctimas desprevenidas hacia ellas, forzándolas a compartir a sus datos personales, como su nombre, contraseña, número de tarjeta de crédito, código PIN y más, en el proceso.

A principios de año, Facebook era la marca de redes sociales más popular entre los estafadores, y los ciberdelincuentes falsificaron las páginas de Facebook para tratar de robar datos personales a través de ataques de phishing. La razón de ello está en los 2.130 millones de usuarios mensuales activos de Facebook, incluidos aquellos que inician sesión en aplicaciones desconocidas utilizando sus credenciales de Facebook, lo que les otorga acceso a sus cuentas. Esto hace que los usuarios incautos de Facebook sean un objetivo rentable para los ataques de phishing.

Los principales objetivos de los ataques de phishing se han mantenido desde finales del año pasado. El phishing financiero continúa representando casi la mitad de todos los ataques de phishing, con un 43,9%, que es un 4,4% más en comparación con el final del año 2017. Los ataques contra bancos, tiendas electrónicas y sistemas de pago siguen siendo los tres principales, lo que demuestra el deseo de los ciberdelincuentes de acceder al dinero de los usuarios.

Por otra parte, en el primer trimestre de 2018, la cantidad de spam alcanzó en enero su punto máximo, un 55%. La proporción media de spam en el tráfico de correo electrónico mundial fue del 52%, que es un 4,6% inferior a la cifra promedio del último trimestre de 2017. España figura en el top 10 de países fuente de spam.

TAGS Phishing, spam