Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Cuál es el comportamiento de los consumidores españoles

  • Distribución

consumo, tiendas, compras, retail, centro comercial

Aunque los españoles han dejado atrás la crisis económica, lo cierto es que ésta sigue planeando sobre la cabeza de muchos. Ésta es una de las principales conclusiones de un estudio del Observatorio Cetelem que analiza cuál es el comportamiento de los consumidores europeos. El de los españoles está marcado por la planificación y la prudencia.

El informe del Observatorio Cetelem destaca que el 91% de los consumidores españoles solicitaría un presupuesto antes de realizar una compra importante y un 53% se decantaría por la financiación para compras de precio elevado, un comportamiento más “racional y prudente” que la de la media de los europeos (un 53% solicitaría un presupuesto y un 38% optaría por la financiación).

A la hora de mostrar esta cautela, el Observatorio Cetelem asegura que en la mente de los españoles la crisis sigue estando presente. “A pesar de la mejora de la situación económica, nuestro país no muestra un estado de ánimo muy elevado”.

Quizá te interese...

El entorno de la pyme en 2017

Cómo ser flexible y apto para la transformación digital

Cómo lograr el éxito en la gestión del rendimiento empresarial y la Inteligencia de negocio

Impacto económico del desarrollo de aplicaciones de negocio con ServiceNow

Rendimiento digital: la importancia para el retailer

Informe e-Pyme 2016

 

En la nota global que otorgan los consumidores españoles para este 2017 en lo que a la situación económica se refiere, ésta es de un 4,3 frente al 4,9 de la media en Europa. Por su parte, la nota para la situación personal es de 5,4 que es un poco menor a la media de sus vecinos europeos, que se queda en el 5,5.

Sin embargo, el informe también resalta que los españoles muestran su deseo de consumir, “algo que aumenta año tras año”, y también su tendencia al ahorro.

El estudio también destaca que se ha producido un incremento, de más de 20 puntos, en las intenciones de consumo para este año. También se ha incrementado la preocupación por el empleo y la confianza de los comercios, que alcanza los 68 puntos.

Reacios a ceder sus datos

Además, los españoles son reacios a ceder datos, pero confían en las marcas. Ésta es otra de las conclusiones del Estudio de Consumo Europa 2017, que analiza los hábitos de consumo de los europeos.

La confianza en una marca juega un papel importante a la hora de decantarse por un producto o servicio. Así lo destaca el 68% de los consumidores encuestados por el Observatorio Cetelem, quienes aseguraron que estarían dispuestos a renunciar a una compra si no confían en la marca (10 puntos por encima de la media europea).

Mención especial para la cesión de datos. El 81% de los consumidores españoles se muestra reacio a compartir sus datos con las marcas. Este porcentaje hace que los españoles sean mucho más reacios que el resto de los europeos (la media se sitúa en el 64%).

Los consumidores de España son reacios a ceder sus datos, incluso si se les ofrecieran servicios personalizados (un 56% frente al 44% de la media europea).

Asimismo, el informe revela que las opiniones cercanas son muy importantes para un consumidor en búsqueda de información. Así, para el 87% de los consumidores europeos, las opiniones del entorno más cercano son las que ofrecen mayor confianza para comprar una marca.

Por detrás de la gente cercana y de confianza se sitúan, con el 70% las revistas especializadas como fuente de confianza. Por su parte, el 63% se apoya en opiniones de otros consumidores en internet; le sigue, con el 60 %, las páginas web especializadas; y, por último, con el 52%, el vendedor de la tienda.

Optimismo ante la situación económica

Además, el optimismo reina en el Viejo Continente. Así, y tal y como destaca el informe, los europeos dan una nota media de 4,9 (sobre 10), lo que supone un aumento con respecto a lo que expresaban el año anterior, que estaba en 4,7. El país que más nota esta mejora es Dinamarca, quien da un 6,3 (sube si se compara con 2016), seguido de Alemania y su 6,1 (en 2016 sacó un 5,7) empatada con Austria. En tercer lugar, se sitúa Reino Unido, con un 5,6 de nota, que también sube porque el año anterior anotó un 5,4.

Mención especial para Portugal. El país vecino abandona la última posición que tenía el año pasado, cuando obtuvo una nota media de 3,5, para pasar al 4,6 de este año. En contraposición se encuentran Francia y Hungría, que con un 4,4 y un 3,9 respectivamente, se estancan. En el lado de la bajada de nota se queda Eslovaquia, que da una nota a su situación de 4,3 este año frente al 4,4 de 2016.

En el caso de España, nuestro país se queda por debajo de la media europea al alcanzar un 4,3 de nota. No obstante, los consumidores españoles confían en el crecimiento económica de España más que el año pasado, cuando obtuvo una puntuación de 4,1.

De todos los segmentos de edad estudiado, los más positivos en su percepción del país son los jóvenes. Dan una nota de 5,1 frente al 4,9 de media, el 4,9 de la población entre 35 y 49 años, y el 4,7 de nota que dan los mayores de 50 años.

En lo que respecta a España también son los más jóvenes (entre 18 a 35 años) los que tienen una percepción más positiva, ya que dan una nota de 4,5. Por su parte, los consumidores entre 25 y 49 años se sitúan a la par de la media y los más mayores (de 50 a 70 años) se muestran más negativos, con una nota del 4,2.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos