Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Convertibles, ultraportátiles y desmontables seguirán creciendo en Europa

  • En cifras

tablet hibrido

Los formatos tradicionales se están quedando rezagados debido al cambio a otros formatos que proporcionan una mayor flexibilidad y versatilidad, permitiendo a los usuarios finales adaptar los dispositivos a sus necesidades móviles. Sin embargo, habrá una gran oportunidad para los productos tradicionales en el segmento del gaming.

Las ventas de dispositivos de informática personal en Europa Occidental, incluidos PC tradicionales y tablets, ascenderán a 79,7 millones en 2017, lo que representa un descenso del 2,1% respecto al año anterior, señala IDC, que prevé un nuevo descenso del 2,8% en 2018, con 77,5 millones de unidades vendidas.

Quizá te interese...

Por una Transformación Digital segura (IT Webinar)  

Cómo debe ser el Centro de Datos de Nueva Generación

Cómo mejorar la analítica de tu banco digital y optimizar la experiencia de usuario

7 sugerencias para mejorar la carga de tu web o app

Cómo superar los desafíos de TI en las pequeñas empresas

La empresa digital: transformando las TI con nuevas infraestructuras

Los convertibles, ultraportátiles y desmontables continuarán creciendo en la región al menos hasta 2021, representando el 42,2% del mercado total de dispositivos de informática personal, en comparación con el 21,9% de finales de 2016. Los formatos tradicionales se están quedando rezagados debido al cambio a otros formatos y la aceleración de la movilidad, donde una mayor flexibilidad y versatilidad permite a los usuarios finales adaptar los dispositivos a sus necesidades móviles, transportar fácilmente sus PC y usarlos en cualquier momento y en cualquier lugar. Además, los diseños elegantes y los precios atractivos facilitarán la decisión de elegir uno de estos dispositivos. Sin embargo, habrá una gran oportunidad para los productos tradicionales en el segmento del gaming, especialmente para los portátiles.

En general, el segmento de dispositivos de informática personal para empresas tendrá un buen rendimiento, creciendo un 0,9% a finales de 2018, principalmente impulsado por pymes que deben renovar sus antiguas versiones instaladas, mientras que el final del soporte de Windows 7 en enero de 2020 impulsará las renovaciones en las empresas grandes y muy grandes en 2019 y 2020. Los formatos portátiles serán clave para el crecimiento del segmento en los próximos años, mientras que las soluciones tradicionales de sobremesa seguirán teniendo dificultades para competir contra esos productos flexibles.

Por otro lado, se espera que el segmento de consumo disminuya aún más hasta 2021, aunque no de forma masiva. Un impulsor principal en el mercado de consumo será el aumento en la demanda de dispositivos gaming, especialmente PC portátiles y de sobremesa tradicionales. Sin embargo, a pesar de que los dispositivos orientados a los juegos seguirán teniendo tracción, su número es relativamente bajo y no podrán compensar la caída de una manera impactante. Por lo tanto, estas categorías continuarán erosionándose en general a lo largo de los años, ya que no se espera otro cambio importante en el mercado que impulse la demanda. Los PC de sobremesa y portátiles tradicionales se contraerán un 2,9% y un 15,1% entre 2017 y 2021.

"La demanda del consumidor finalmente está permitiendo la estabilización para los portátiles, facilitada por la mejora de macroeconomía en toda la región, particularmente en el sur de Europa, donde los formatos ultraportátiles seguirán ganando participación de mercado", apunta Laura Llames, analista de investigación de IDC Western Europe Personal Computing. "Además, los fabricantes de equipos originales están incrementando su foco en los dispositivos convertibles y de gaming, que se espera que crezcan aún más en unidades".

En cuanto a los tablets, se espera que las ventas de los desmontables aumenten en los segmentos corporativo y de consumo, creciendo un 20,4% y un 10,7%, respectivamente a finales de 2018 y permaneciendo positivos hasta al menos 2021. En el segmento profesional, las pymes retendrán la mayoría de la participación, pero las empresas grandes y muy grandes crecerán a un ritmo más rápido. Con la finalización de la transición hacia Windows 10 en 2018 y el final del soporte de Windows 7 para 2020, estos dispositivos ganarán más impulso. Por otro lado, los tablets tradicionales todavía están luchando para seguir creciendo y continuarán disminuyendo hasta por lo menos 2021, con una caída del 4,3% a finales de ese año.

TAGS PC, Tablet, Mercado

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos