Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

4 de cada 10 millennials pagarían más por un móvil de una marca concreta

  • Movilidad

Millennials smartphone

Aunque el precio es lo más valorado por los españoles a la hora de elegir un teléfono móvil, los millennials son los más despreocupados por el factor económico. Un 12,5% reconocen que se han endeudado para comprar un móvil que no necesitaban. Además, un 25% cree que los móviles caros son necesariamente mejores.

  Quizá te interese...

La tecnología móvil avanza a pasos agigantados y los grandes fabricantes suelen sacar al mercado de forma anual una versión mejorada de sus terminales, con la intención de satisfacer las necesidades de los consumidores, especialmente de los jóvenes, cuyo uso intensivo de la tecnología acrecienta la demanda de más y mejores dispositivos. El deseo por contar con la última novedad en smartphones puede ser tal que muchos están dispuestos a endeudarse para conseguirla. Así se desprende del ‘V Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente’, realizado por Rastreator.com, según el cual, mientras que el 71,3% de la población asegura valorar el coste del dispositivo, en el caso de los jóvenes de entre 18 y 34 años este porcentaje desciende al 65,9%.

Las características que más tienen en cuenta los millennials cuando van a escoger un teléfono móvil son, por este orden, la duración de la batería, la memoria disponible en el dispositivo o el procesador del móvil. Sin embargo, la marca también se convierte en un condicionante fundamental para un 34,1% de ellos, siendo así los que más la valoran de todos los segmentos de edad analizados.

En este sentido, teniendo en cuenta que los españoles de entre 18 y 34 años son los que menos valor dan al precio y más a la marca a la hora de elegir un teléfono móvil, no resulta extraño observar cómo son los que más dispuestos están a pagar más por un móvil por ser de una marca concreta. Así lo asegura el 39% de ellos, frente al 33,3% de la media nacional. Es más, incluso un 25,6% de los millennials está convencido de que los móviles más caros son necesariamente mejores.

Pero, a pesar del deseo de tener un móvil de una marca y características concretas, la compra de un teléfono supone un desembolso económico importante que algunos jóvenes no pueden asumir. De hecho, el 12,5% de los millennials ha pedido un crédito para comprar un móvil nuevo que, reconocen, no necesitaban realmente.