Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los usuarios prefieren las tecnologías tradicionales a las emergentes

  • Al día

smartphone portatil

Si bien el 50% de los consumidores muestran interés por las tecnologías emergentes, como la inteligencia artificial o la realidad virtual, los smartphones, los ordenadores y los dispositivos inteligentes del hogar son las tecnologías que consideran serán más importantes en los próximos 50 años.

Se habla mucho de tecnologías emergentes como la inteligencia artificial o la realidad virtual, pero parece que el usuario final, si tiene que elegir, se decanta por los dispositivos más tradicionales. Así lo indica una encuesta realizada por Intel y PSB Research que recoge eMarketer, en la que se muestra que los ordenadores o los smartphones generan más entusiasmo entre los consumidores que tecnologías como la inteligencia artificial o la realidad virtual.

Concretamente, un 82% de encuestados muestra un entusiasmo alto o moderado hacia los ordenadores, un 81% muestra ese mismo entusiasmo por los smartphones, y un 62% por los dispositivos de hogar digital y por las redes y la tecnología 5G. En cambio, los porcentajes bajan al 54% en el caso de los wearables, al 52% en el de la realidad virtual, aumentada y mixta, y al 49% en el de la inteligencia artificial. Llama la atención que el cloud computing, una tecnología muy extendida, sólo entusiasma al 47% de los usuarios. Muy por debajo se sitúan los drones y los vehículos autónomos.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Mientras que pocos son los que conciben su vida sin un smartphone o un ordenador, la todavía escasa utilidad a nivel individual de los drones o los vehículos autónomos hace que pasen desapercibidos ante el público. No obstante, que los usuarios prefieran las tecnologías tradicionales no quiere decir que no muestren interés en las emergentes. Los resultados muestran que el 50% sí lo hacen, aunque un 40% también creen que crearán tantos problemas como los que tratan de resolver.

Con respecto a qué tecnologías serán las más importantes en los próximos 50 años, los encuestados señalan los smartphones, los ordenadores y los dispositivos inteligentes del hogar como las tres principales, mientras casi el 75% destacan la inteligencia artificial.