7 de cada 10 internautas utilizan Internet como canal de compra

  • En cifras

cm auriga 2

Durante el confinamiento, las adquisiciones a través de la red han crecido hasta un 23% respecto del año anterior, y la media de gasto es de casi 70 euros por compra. El perfil de comprador más frecuente ahora es el de un hombre entre los 35 y 44 años, usuario habitual de redes sociales y en activo.

Recomendados

El dato: piedra angular de una experiencia customer-centric Webinar

La era de la experiencia de cliente sin contacto Leer

Diario de un vendedor de tecnología Leer

En plena pandemia vimos cómo cientos de españoles se lanzaban a comprar online con el fin de evitar sus posibilidades de contagio, una práctica que goza de gran arraigo. De hecho y según los datos a los que ha tenido acceso Acierto.com, las adquisiciones a través de la red han crecido hasta un 23% respecto del año anterior, especialmente durante el segundo semestre. Las cifras revelan que 7 de cada 10 internautas entre 16 y 70 años utilizan hoy Internet como canal de compra, es decir, que casi 23 millones de personas lo hacen.

La edad de los compradores online va en aumento, algo que llama la atención si tenemos en cuenta que precisamente los mayores son las personas con mayor riesgo en la crisis actual. El perfil del consumidor online español ha cambiado, y ahora nos encontramos ante un hombre entre los 35 y 44 años (el perfil más frecuente), usuario habitual de redes sociales y en activo. El 60% de los compradores, además, cuenta con estudios universitarios, y hasta 9 de cada 10 prefieren comprar desde su smartphone.

En cuanto a la frecuencia de compra, el confinamiento también la ha incrementado. La media de veces al mes se sitúa en 3,5. Los que compran de forma más asidua son los jóvenes entre 25 y 34 años. La media de gasto es de casi 70 euros por compra.

En cuanto a las razones para comprar online, según las cifras que maneja acierto.com, la comodidad de adquirir productos desde casa, la opción de comparar fácilmente, y los descuentos son algunas de las principales razones. Otros de los motivos destacables este año son el cierre de tiendas físicas y la rapidez de la adquisición en sí misma.

Las categorías y productos más demandados no varían demasiado: entretenimiento, cultura, tecnología, comunicación y alimentación se erigen como las grandes protagonistas. El teletrabajo y la educación a distancia han supuesto un impacto notable en estas últimas, se necesitan ordenadores para trabajar y estudiar, por ejemplo.