Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Seguridad Digital, la gran oportunidad para el canal TI

  • IT Whitepapers

Seguridad Digital VValley con blancos

Las ciberamenazas crecen en cantidad y sofisticación, por eso se hace cada vez más necesaria una aproximación a la seguridad más proactiva que reactiva, que tenga en cuenta el número y variedad de los dispositivos conectados a la red empresarial, los permisos de acceso de los usuarios, políticas que acompañen al dato en su recorrido por la infraestructuras híbrida. Una seguridad que ofrezca una respuesta efectiva a la amenaza, y que además cumpla con las diferentes normativas y sea fácil de gestionar.

A qué se enfrentan las empresa o cómo ayudarlas a hacer frente a los retos son algunas de las cuestiones que se plantearon durante un encuentro que reunió a los fabricantes líderes del sector para debatir el estado de la seguridad y su futuro más próximo.

Con Formigal como fondo la mesa redonda contó con la participación de Conrado Crespo, Senior Sales Engineer de CounterCraft; Alejandro Campos, Channel Account Manager de Check Point; Juan Asensio Múñoz, Country Manager Spain & Portugal de A10 Networks; Félix Martos, Security Channel Manager Spain & Portugal de Aruba; Carlos Muñoz, Senior Presales Engineer Security Advisor de McAfee, y Alberto López, Director Enterprise Security de V-Valley.

Moderada por Rosalía Arroyo, directora de IT Digital Security, la mesa redonda arrancó planteando qué es lo que se está viendo en el mercado desde el punto de vista de seguridad. Según Conrado Crespo, aunque se mantiene la atención en soluciones de ciberseguridad que tienden a contener, se está intentando dar un salto de paradigma ?porque no todo es contención?. Menciona el ejecutivo de CounterCraft las teorías de honeypots y la detección de amenazas llevando a los atacantes a entornos sintéticos, que es a lo que se dedica CounterCraft, una empresa con tres años de vida, unos 30 empleados, con clientes en entornos de alta criticidad y que busca ?partners de valor añadido?.