Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Ransomware: la ciberamenaza que no cesa

  • Seguridad

ransomware

Ya no sólo es una amenaza que evoluciona gracias a la variedad de muestras y técnicas de infección que emplean los hackers, sino que es una táctica criminal en auge y que seguirá existiendo mientras las víctimas sigan pagando los rescates. Prueba de ello es la variable de Synack, que ataca a víctimas en casi todos los países.

Los ataques de ransomware a gran escala han protagonizado los grandes titulares de los últimos meses, y gracias a las muestras cada vez más sofisticadas se ha convertido en una amenaza global. Con costes que en 2017 alcanzaron los 5.000 millones de dólares y un aumento del 350% frente al año anterior, no hay duda de que este troyano mantiene su reputación como una gran amenaza en la industria de la ciberseguridad.

Jugosas recompensas con un bajo riesgo de ser capturados y una gran cantidad de objetivos que pueden estar infectados; desde usuarios individuales a grandes empresas, son excusas más que suficientes, para que sigan propagándose. Desde Panda Security dan los siguientes consejos para evitar el ransomware:

--Asegurarse de que las cuentas de usuario de los empleados utilizan contraseñas robustas y sin permisos de Administrados.

--No abrir correos de usuarios desconocidos o que lo haya solicitado: mejor eliminarlos directamente y no contestarlos en ningún caso.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

--Desconfiar de los enlaces acortados y ficheros adjuntos, aunque sean de contactos conocidos.

--Crear copias de seguridad regulares que eviten la pérdida de datos.

--Planificar y ejecutar un plan de auditoría (llevado a cabo por equipos internos de auditoría o terceros especializados), tanto de los sistemas como de las políticas de la organización, de manera que podamos detectar y posibles vulnerabilidades.

--Emplear recursos para mejorar la formación y concienciación del personal en materia de seguridad informática y en particular de este tipo de amenazas.

--Ante amenazas actuales como el ransomware, una protección básica no es suficiente. Para asegurar la máxima protección es recomendable utilizar herramientas multiplataforma complejas y robustas.