Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Una de cada diez personas ha usado criptomonedas para hacer compras

  • Seguridad

criptohacking bitcoin

Los ciberdelincuentes también están adoptando esta tendencia al atacar a los sitios de intercambio de criptomonedas y modificando viejas amenazas para atacar a los inversores. Las personas corren el riesgo de perder sus ahorros almacenados en esta tecnología desprotegida, a medida que los hackers desarrollan técnicas sofisticadas para acceder a los fondos.

Más sobre seguridad

¿Cómo gestionar los riesgos y la seguridad en 2019? 

Guía de los líderes de red para proteger la SDWAN 

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Estado de la ciberseguridad industrial en 2018 

Informe SophosLabs 2019 Threat Report 

Todo lo que deberías saber sobre las amenazas cifradas 

Según un informe reciente de Kaspersky Lab, el 13% de los usuarios ha utilizado criptomonedas para realizar una compra. Hay un número creciente de empresas que ofrecen criptodivisas como método de pago, y los minoristas y establecimientos de comida ahora los aceptan. Sin embargo, a medida que la gente muestra interés en utilizar las criptomonedas para invertir y gastar su dinero, sus fondos son vulnerables a ser robados de las carteras de criptomonedas, los sitios web de intercambios inseguros y a las Ofertas de Monedas Iniciales (ICO). Kaspersky estima que han producido incidentes de alto perfil en los que se han robado sumas de hasta 530 millones de dólares en tokens digitales.

Vitaly Mzokov, director de Verification, Growth Center de Kaspersky Lab, señala que, "a pesar de la caída de precios de las criptomonedas, todavía hay un fuerte deseo de transacciones digitales entre los consumidores. Nuestra investigación ha encontrado que el 13% de las personas ha usado criptomonedas como método de pago, lo que resulta sorprendente. Sin embargo, también existen peligros reales asociados con los intercambios online, ya que todavía están en su infancia. Podría haber consecuencias financieras devastadoras para los consumidores si los fondos no son seguros”.

Los actores de amenazas pueden usar una amplia gama de prácticas para robar fondos. Ejemplos como el robo de 120.000 bitcoins de billeteras en Bitfinex hace cuatro años y medio, o cuando Coincheck fue hackeado, provocando el robo de 530 millones de dólares en 2018, demuestran la inseguridad de estos sitios de intercambios y la facilidad con la que los ciberdelincuentes pueden acceder a redes en vivo y causar un daño extenso e irreparable. Si el dinero de un sitio de intercambio de criptomonedas es robado, entonces simplemente se cierra, y nada puede ser devuelto a los inversores.

Las ICO están particularmente en riesgo porque las personas que los configuran a menudo no tienen experiencia en ciberseguridad. Esto los deja incapaces de proteger los fondos y responder de manera efectiva en caso de que ocurra un incidente. En última instancia, el mercado de las criptomonedas todavía no está regulado y no existen mecanismos de evaluación de riesgos.

“Con los actores de amenazas cada vez más sofisticados en sus ataques, los intercambios de criptomonedas y las ICO son objetivos principales y ofrecen a los ciberdelincuentes una solución sencilla para robar fondos sustanciales debido a la falta de medidas de ciberseguridad. Tampoco hay sustituto para la vigilancia: si algo parece sospechoso de alguna manera, no haga una inversión", añade Mzokov.