Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Muchos trabajadores siguen sin cumplir con el RGPD

  • Seguridad

empleados documentos

Un año después de su implantación, un 13% de empleados reconoce no cumplir con los protocolos que obliga del Reglamento General de Protección de Datos, y eso que somos uno de los países europeos donde más formación ha ofrecido en este sentido. El correo electrónico es la parte de mayor riesgo.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

El 25 de mayo se cumple un año de la implantación del nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Pues bien, aún persisten algunos problemas relacionados con la seguridad y la privacidad en muchos puestos de trabajo. De hecho, según datos de Fellowes, el 13% de los españoles no cumple con alguno de los protocolos a los que obliga el RGPD en su puesto de trabajo. Con todo, el grado de incumplimiento en España es del 5%, cuando la media en la Eurozona es del 18%.

Fellowes señala que el 10% de los trabajadores no ha recibido aún información sobre el nuevo Reglamento en su puesto de trabajo. Aun así, somos de los países de la UE que más formación ha ofrecido en este sentido ya que la media europea de trabajadores desinformados es del 17%.

El papel y su custodia es uno de los elementos más vulnerables en confidencialidad y seguridad de datos. Y es que casi un 20% de las empresas consultoras carece de destructoras de papel dentro de la oficina, lo que dificulta la destrucción eficaz de documentos confidenciales. De hecho, el 33% del personal de oficina reconoce que no se deshace de forma eficiente y segura los documentos, ya que sólo los rasga por la mitad y no los destruye completamente.

A nivel digital, el correo electrónico es la parte de mayor riesgo, ya que, a pesar de que los protocolos se han instalado con éxito, siguen existiendo prácticas irregulares. El 51% de los trabajadores entrevistados informa de envíos de correo electrónico a la persona equivocada, y un 65% reconoce recibir emails que no iban destinados a ellos. Además, casi el 36% de los trabajadores envía mails con copia (CC) en ocasiones en las que no debía hacerlo, en lugar de utilizar CCO, lo que implica que los receptores tienen visibles los datos de contacto.

Otras infracciones basadas en descuidos son los olvidos de memorias USB con documentos confidenciales sin claves que los protejan o el olvido de documentos en espacios públicos, algo que ocurre a un 14% de los trabajadores.