España es el tercer país del mundo donde más ciberataques se producen

  • Seguridad

Seguridad empleado

El 44% de las empresas han sido víctimas de un ciberataque este último año y solo un 17% de los trabajadores han sido conscientes de haberlo sufrido. Es necesario que las empresas estén preparadas para disponer de planes internos de protección de datos y seguridad de la información.

Recomendados: 

El papel de la ciberinteligencia en la seguridad empresarial Webinar

Microsegmentación, clave para seguridad empresarial Leer

La hoja de ruta de DevOps en materia de seguridad Leer

A pesar de la importancia que ha adquirido la digitalización y el incremento del teletrabajo, son pocas las empresas que disponen de un conjunto de elementos, medidas y equipos destinados a controlar la seguridad informática de una entidad o espacio virtual. Además, los ciberdelincuentes han aprovechado el auge del uso de sistemas digitales para redoblar su amenaza. Según el informe sobre Ciberseguridad de InfoJobs, el 44% de las empresas han sido víctimas de un ciberataque en el último año y solo un 17% de los trabajadores han sido conscientes de que lo han sufrido.

“Las organizaciones deben comprender los tipos de ciberriesgos a los que se pueden enfrentar y prevenir las probabilidades de que ocurra. Existen multitud de ciberataques, que tendrán un impacto u otro en función de su naturaleza”, señalan desde Deusto Formación, que presenta los tres pasos a seguir para que las empresas se protejan ante un ciberataque, y en caso de no haber podido evitarlo, poder minimizar su impacto a todos los niveles:

--Adoptar medidas preventivas: se deben realizar tareas para identificar los activos vulnerables, definir un plan y protocolo de actuación, concienciar y formar al personal de ciberataques e implantar medidas técnicas.

--Adoptar medidas reactivas: entre las que destacan determinar el valor del impacto del ataque, activar el protocolo expuesto, bloquear el ataque y sobre todo evitar su propagación bloqueándolo.

--Adoptar medidas posteriores al ataque: investigar lo ocurrido, establecer acciones de comunicación y transparencia que solucionen posibles daños o recuperar tanto los sistemas como la información dañada.

La incapacidad que presentan la mayoría de las empresas para detectar y prevenir el robo de datos es un problema de seguridad muy alto, que debe solventarse. Esta preocupación ha llevado a Deusto Formación a ofrecer un curso superior de Ciberseguridad, con la finalidad de introducir la ciberseguridad en las organizaciones tanto desde el punto de vista técnico de los elementos y agentes que intervienen en la protección del hardware, software y redes, como desde la implementación de dichas técnicas.