El gasto en ciberseguridad crece impulsado por el trabajo remoto y el cambio a Zero Trust

  • Seguridad

España ciberseguridad

La seguridad en la nube es la categoría que se prevé que tenga el mayor crecimiento en los próximos dos años. Los servicios de seguridad, incluidos los servicios de consultoría, soporte de hardware, implementación y servicios subcontratados, son la categoría más grande de gasto, con casi 72.000 millones en 2022.

Recomendados: 

Nueve formas prácticas de optimizar tus costes IT Leer

Data cloud inteligente, clave para tu transformación digital Informe

Infome de pruebas:
VMware Work from home Documento

Gartner pronostica que el gasto en productos y servicios de seguridad de la información y gestión de riesgos crecerá un 11,3% para alcanzar más de 188.300 millones de dólares en 2023. Los tres factores que influyen en el crecimiento del gasto en seguridad son el aumento del trabajo remoto e híbrido, la transición de las redes privadas virtuales (VPN) al acceso a la red de confianza cero (ZTNA) y el cambio a modelos de entrega basados en la nube.

"La pandemia aceleró el trabajo híbrido y el cambio a la nube, desafiando al CISO a asegurar una empresa cada vez más distribuida", afirma Ruggero Contu, analista director senior de Gartner. "El CISO moderno necesita centrarse en una superficie de ataque en expansión creada por iniciativas de transformación digital como la adopción de la nube, la convergencia IT/OT-IoT, el trabajo remoto y la integración de infraestructura de terceros. La demanda de tecnologías y servicios como seguridad en la nube, seguridad de aplicaciones, ZTNA e inteligencia de amenazas ha aumentado para abordar nuevas vulnerabilidades y riesgos derivados de esta exposición".

La seguridad en la nube es la categoría que se prevé que tenga el mayor crecimiento en los próximos dos años. A medida que las organizaciones se centran cada vez más en ESG, riesgo de terceros, riesgo de ciberseguridad y riesgo de privacidad, Gartner pronostica que el mercado de gestión integrada de riesgos (IRM) mostrará un crecimiento de dos dígitos hasta 2024, hasta que una mayor competencia resulte en soluciones más baratas.

Los servicios de seguridad, incluidos los servicios de consultoría, soporte de hardware, implementación y servicios subcontratados, son la categoría más grande de gasto, con casi 72.000 millones de dólares en 2022, y se espera que alcancen los 76.500 millones en 2023.

El trabajo remoto continúa impulsando la inversión

La demanda de tecnologías que permitan un entorno de trabajo remoto e híbrido seguro aumentará más allá de 2022. A medida que las organizaciones buscan crear entornos seguros de trabajo desde casa, están explorando soluciones que ofrecen un rápido retorno de la inversión. Como resultado, tecnologías como firewalls de aplicaciones web (WAF), gestión de accesos (AM), plataformas de protección de endpoints (EPP) y puertas de enlace web seguro (SWG) serán testigos de una demanda a corto plazo al menos hasta 2022.

El aumento del acceso a la red de confianza cero

ZTNA es el segmento de más rápido crecimiento en seguridad de red, se prevé que crezca un 36% en 2022 y un 31% en 2023, impulsado por la mayor demanda de protección de confianza cero para trabajadores remotos y la reducción de la dependencia de las organizaciones de VPN para un acceso seguro. A medida que las organizaciones se familiarizan con ZTNA, existe una tendencia creciente a usarlo, no solo para casos de uso de trabajo remoto, sino también para trabajadores en la oficina.

Gartner predice que para 2025, al menos el 70% de las nuevas implementaciones de acceso remoto serán atendidas predominantemente por ZTNA en lugar de servicios VPN, frente a menos del 10% a fines de 2021.

Cambio a modelos de entrega basados en la nube

Debido a los entornos multinube, las organizaciones enfrentan mayores riesgos de seguridad, así como la complejidad de operar y administrar múltiples tecnologías. Esto conducirá a un impulso hacia la seguridad en la nube y la cuota de mercado de las soluciones nativas de la nube crecerá, según Gartner.

El mercado combinado de agentes de seguridad de acceso a la nube (CASB) y plataforma de protección de cargas de trabajo en la nube (CWPP) crecerá un 26,8% para alcanzar los 6.700 millones de dólares en 2023. La demanda de soluciones de detección y respuesta basadas en la nube, como la detección y respuesta de endpoints (EDR) y la detección y respuesta gestionadas (MDR), también aumentará en los próximos años.