Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El 83% de los españoles emplea habitualmente la banca digital

  • Al día

BBVA banca digital

La comodidad sigue siendo la mayor ventaja de las soluciones de banca digital. El 73% de los consumidores utiliza aplicaciones móviles de bancos tradicionales, y casi un tercio las usa de bancos 100% digitales. Los usuarios demandan más seguridad que nunca y la consideran su requisito más importante para utilizar estas soluciones.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Las soluciones y aplicaciones de banca digital se han ido introduciendo en la vida cotidiana de los consumidores. De hecho, un nuevo estudio encargado por Mastercard y realizado en 11 mercados, entre ellos España, revela que seis de cada siete europeos utilizan soluciones de banca digital al menos una vez al mes y el 38% lo hace semanalmente o incluso a diario. En el caso de los españoles, 8 de cada 10 aseguran utilizarlas una vez al mes, mientras que más de un 60% lo emplea cada semana y casi un 40%, a diario. El 73% de los españoles utiliza aplicaciones móviles de bancos tradicionales y el 30% únicamente la emplea de bancos 100% digitales.

A medida que la banca se vuelve cada vez más digital y conectada, los usuarios demandan más seguridad que nunca, y el 70% la consideran su requisito más importante para utilizar soluciones de banca digital. Por otro lado, los europeos consideran que la comodidad es la mayor ventaja de las soluciones de banca digital porque ahorran tiempo (66%) y son fáciles de usar (65%). Los españoles se encuentran en la misma línea del resto de sus conciudadanos europeos, valorando la comodidad, el ahorro de tiempo (70%) y la facilidad de uso (64%). Dos tercios (66%) también creen que la demanda de soluciones financieras móviles aumentará en el futuro porque permiten que las transacciones sean sencillas y cómodas. Para ello será necesario que el sector bancario implemente una autenticación multifactorial, aplicaciones seguras y otras formas de seguridad, como la biométrica.

Respecto al futuro de los bancos, un 54% de europeos afirma que se planteará cambiar a un banco digital en algún momento, y, en el caso de los españoles, un 48% se lo plantea en el medio o largo plazo. Las personas entre 18 y 29 años son el grupo de edad menos fiel: mientras un 63% de los jóvenes europeos consideraría un cambio, los españoles son más conservadores y esa cifra se reduce al 55%. Al mismo tiempo, como los bancos tradicionales también ofrecen cada vez más productos de banca digital, un 39% de europeos afirma que se quedará con su banco, porcentaje que en España es del 30%. Uno de cada diez españoles es cliente de un banco exclusivamente digital.

A medida que los consumidores se orientan hacia soluciones de banca digital, demandan servicios similares a sus bancos tradicionales. Los tres beneficios más buscados por los clientes españoles son que sus servicios estén disponibles en todas partes y que sean fáciles de usar, así como una mayor flexibilidad (29% en ambos casos), seguidas muy de cerca por el control de gasto en tiempo real (28%).

En septiembre de 2019, la legislación PSD2 en el entorno de open banking o banca abierta entrará en vigor en la UE. Esto significa que cualquier entidad financiera autorizada podrá acceder a la información de las cuentas bancarias de los usuarios, así como activar sus pagos, siempre que el cliente haya dado su consentimiento expreso. Según el estudio, el 83% de los españoles no conoce esta iniciativa o tiene poca información al respecto. Sin embargo, muchos solicitan nuevos servicios digitales como los que habilita el sistema del open banking: mientras que el 15% ya utiliza aplicaciones móviles que realizan el seguimiento de sus estados financieros en múltiples cuentas bancarias, el 47%) desearía usar una aplicación para ver, en un solo lugar, sus cuentas corrientes/de ahorro de los distintos bancos. Casi una tercera parte (27%) estaría a favor de un servicio que pueda ayudarlos a administrar su dinero y a pronosticar los patrones de gasto según el análisis de todos sus registros de gastos anteriores.