Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Seguridad para empresas: el soporte de Windows 7 finaliza el 14 de enero de 2020

  • Content Marketing

Microsoft_Windows7_finsoporte

El trabajo conectado es fundamental para la productividad de la mayoría de las empresas, pero también supone un importante riesgo para su seguridad.

A diario las organizaciones están expuestas a amenazas que pueden poner en peligro su información y también la de empleados y clientes. Por eso, estar protegidos es clave no solo para evitar ataques, sino también para adaptarse al RGPD, cuyo incumplimiento puede acarrear importantes sanciones.

Además de antivirus y firewalls, los sistemas operativos con los que trabajan los equipos son claves para estar protegidos, ya que cuentan con multitud de funcionalidades de seguridad específicas. En este sentido, las empresas que trabajan con Windows 7 se enfrentan a un importante cambio: a partir del 14 de enero de 2020 Windows 7 finalizará su soporte y con ello las actualizaciones de seguridad, es decir, todos los ordenadores que funcionen con este sistema operativo quedarán totalmente desprotegidos ante posibles ataques y virus.

¿Qué implica que Windows 7 ya no se actualice?

Aunque los equipos que trabajen con Windows 7 seguirán funcionando después de enero del próximo año, no se enviarán actualizaciones de drivers para hardware, características nuevas del SO o funcionalidades de defensa de Windows Defender a través de Windows Update. Por este motivo, los ordenadores que utilicen Windows 7 quedarán obsoletos al no poder beneficiarse de las últimas herramientas de productividad ni responder ante nuevas amenazas de seguridad y virus. Además, Microsoft también dejará de dar soporte técnico sobre este sistema operativo.

 

El 14 de enero de 2020 Windows 7 finalizará su soporte y con ello, las actualizaciones de seguridad

Actualizarse a Windows 10 Pro

Microsoft pone a disposición de las organizaciones el nuevo Windows 10 Pro, un sistema operativo especialmente pensado para que las empresas mejoren su seguridad y su productividad. Tienen dos opciones: pueden hacerse con nuevos equipos que cuenten con hardware compatible con todas las funcionalidades de Windows 10 Pro o, si lo prefieren, pueden actualizar sus equipos actuales (siempre y cuando estos sean compatibles).

Dentro de las múltiples características del nuevo Windows 10 Pro, hay varias funcionalidades enfocadas a garantizar la seguridad de los dispositivos de empresa. Entre ellas destacan la detección de software malintencionado o no deseado en tiempo real; protección frente a ransomware para impedir la encriptación remota del PC; inicio de sesión con reconocimiento facial o huella dactilar y funcionalidades específicas de Windows Security que ayudan a cumplir con el RGPD garantizando la seguridad y protección de la información en todos los dispositivos.

Seguridad y productividad para equipos

La fusión del nuevo Windows 10 Pro con el paquete de Office 365 Empresa Premium permite a los equipos trabajar de forma más productiva y segura. Dentro de las distintas funcionalidades disponibles con estos objetivos destaca Teams, una herramienta que permite a los equipos crear y tomar decisiones en un área de trabajo compartida en la que chatear, reunirse, compartir archivos y trabajar con aplicaciones empresariales. Todo esto con la seguridad integral, control administrativo y cumplimiento de Office 365.