Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Altavoces inteligentes: la lenta pero segura conquista de nuestro hogar

  • En cifras

El 7% de los internautas dispone, al menos, de un altavoz inteligente en su hogar. Un 40% de aquellos que poseen altavoces inteligentes lo utilizan para funcionalidades domóticas en casa, con el control de la iluminación como la tarea estrella.

Los asistentes no dejan de ganar presencia en nuestro día a día. Ya sea a través de smartphones, tablets, PCs o altavoces inteligentes, el usuario ha encontrado en estos dispositivos las capacidades necesarias para hacerle más fácil sus labores domésticas, como apunta AIMC (Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación) en su primer estudio sobre los asistentes virtuales de voz. Este informe pretende conocer mejor cuáles son los hábitos de uso que los internautas tienen con los asistentes, desde qué dispositivos interactúan, las funcionalidades que más realizan y los momentos de interacción más habituales. 

El primer dato a tener en cuenta es que los altavoces inteligentes avanzan a paso lento. Si bien la pasada Navidad fue un momento clave en cuanto a la penetración del altavoz inteligente en los hogares españoles, hoy en día tan solo un 7% de los encuestados afirma disponer de, al menos, un altavoz inteligente en su hogar.

Las dispositivos más populares son Google Home (45%), seguido de los Amazon Echo (38%) y, muy por detrás, Apple con su Homepod (6%). El smartphone es el dispositivo estrella para utilizar los asistentes, aunque el altavoz sale ganando si tenemos en cuenta la frecuencia de uso diaria.

Atendiendo a las posibilidades que ofrecen los altavoces inteligentes en los hogares, vemos cómo el 40% de los internautas que poseen un altavoz declara darle algún uso domótico en el hogar. El control de la iluminación es la opción estrella con un 76% de respuestas.

¿Y qué lugares son los favoritos para colocar el dispositivo? Pues el salón ocupa el primer lugar (57%), seguido del dormitorio (25%) y la cocina (8%). Tan solo un 4% opta por el baño, mientras que un 10% de usuarios asegura mover el altavoz dependiendo del uso.

Por último, el estudio pone de manifiesto que sólo un 6,4% muestra la intención de comprar próximamente este tipo de dispositivo. Un 58% opta por el "quizás”, mientras que un 36% niega tener la intención de hacerse con uno en un futuro próximo.

Aunque el reconocimiento digital de voz es una tecnología que se remonta a varias décadas atrás, no fue hasta 2011, con el lanzamiento de Siri por parte de Apple, cuando la mayor parte de los usuarios comenzaron a familiarizarse con el término de asistente virtual de voz. Casi una década después, prácticamente la totalidad de los internautas (93%) ha oído hablar de este tipo de asistentes, y Siri continúa siendo el más reconocido (74%), seguido de Alexa de Amazon que, rápidamente, ha conseguido posicionarse en segunda posición (59%). El Asistente de Google ocupa el tercer lugar (52%).

No obstante, y a pesar de conocer esta tecnología, tan solo el 45% de usuarios ha utilizado algún tipo de asistente en el último año, siendo el smartphone el dispositivo más usado para interactuar (85%), muy por encima de las tablets (18%), los PCs (17%) o el coche (15%). En el vehículo, el 80% de las interacciones tiene como objetivo realizar llamadas, mientras que el 60% está destinado a las búsquedas de direcciones y navegación.

Un caso diferente a la tendencia general es el del smartwatch, donde el uso más recurrente del asistente es la realización de llamadas (42%), seguido de la configuración de alarmas y los envíos de mensajes de voz (26%).