El gasto en infraestructura cloud alcanzó los 73.900 millones de dólares en 2021

  • En cifras

Digital cloud

Para 2022, IDC pronostica que el gasto en infraestructura en la nube crecerá un 21,7%, mientras que el gasto en infraestructura no-cloud disminuirá un 0,3%. Se espera que el gasto en computación y almacenamiento por parte de los proveedores de servicios alcance los 89.100 millones de dólares, un 18,7% más que en 2021.

Según IDC, el gasto en soluciones de computación y almacenamiento para la infraestructura de la nube, incluidos los entornos dedicados y compartidos, aumentó un 13,5% anual en el cuarto trimestre de 2021, hasta los 21.100 millones de dólares. Se trata del segundo trimestre consecutivo de crecimiento anual, pese a que las limitaciones de la cadena de suministro han agotado los inventarios de los proveedores en los últimos trimestres. A medida que los retrasos continúan creciendo, la demanda reprimida es un buen augurio para el crecimiento futuro, siempre que la economía se mantenga saludable y la oferta alcance la demanda. Para todo el año 2021, el gasto en infraestructura cloud ascendió a 73.900 millones, un 8,8% más que en 2020.

En cuanto a la inversión en infraestructura no relacionada con la nube, esta aumentó apenas un 1,5% en el cuarto trimestre, hasta los 17.200 millones de dólares, lo que marca el cuarto trimestre consecutivo de crecimiento. Durante todo el año, el gasto en infraestructura no-cloud aumentó un 4,2% con respecto a 2020, alcanzando un total de 59.600 millones.

El gasto en infraestructura de nube compartida alcanzó los 14.400 millones de dólares en el cuarto trimestre, un aumento del 13,9 % en comparación con el año anterior, y creció a 51.400 millones de dólares en 2021, un aumento del 7,5 %. IDC espera ver una demanda fuerte y continua de infraestructura de nube compartida y se espera que el gasto supere al gasto en infraestructura no relacionada con la nube en 2022. El gasto en infraestructura de nube dedicada aumentó un 12,5% en el último trimestre, hasta los 6.700 millones, y creció un 11,8% hasta los 22.500 millones en todo 2021.

Para 2022, IDC pronostica que el gasto en infraestructura en la nube crecerá un 21,7% en comparación con 2021 alcanzando los 90.000 millones, mientras que se espera que la infraestructura no-cloud disminuya un 0,3%, hasta los 59.400 millones. Se espera que el gasto en infraestructura de nube compartida crezca un 25,5%, hasta los 64.500 millones, para todo el año, y que el gasto en infraestructura de nube dedicada crezca un 13,1%, hasta los 25,4 mil millones en 2022.

En el cuarto trimestre, los proveedores de servicios como grupo gastaron 21.200 millones de dólares en infraestructura de computación y almacenamiento, un 11,6% más que en el mismo trimestre del año anterior, lo que equivale al 55,4% del gasto total en infraestructura informática y de almacenamiento. Para 2021, el gasto de los proveedores de servicios alcanzó los 75.100 millones, con un crecimiento interanual del 8,5%, lo que representa el 56,2% del gasto total en infraestructura informática y almacenamiento. IDC espera que el gasto en computación y almacenamiento por parte de los proveedores de servicios alcance los 89.100 millones de dólares en 2022, con un crecimiento del 18,7%.