El gasto en servicios de infraestructura cloud creció un 34% en el último trimestre

  • En cifras

Digital cloud

AWS, Microsoft Azure y Google Cloud, crecieron colectivamente un 45%, acaparando una participación combinada del 64% en el gasto de los clientes. Están surgiendo nuevos casos de uso inmersivo, como el metaverso, que impulsará la demanda futura y la necesidad de servicios más potentes, distribuidos, inteligentes y escalables con menor latencia.

Recomendados: 

MTWO 6D BIM Construction Cloud Platform: construye con mayor productividad y menor huella de carbono Leer

MTWO Complete Construction Cloud: la plataforma cloud de gestión de proyectos y empresas de construcción Leer

Según datos de Canalys, en el cuarto trimestre de 2021, el gasto mundial en servicios de infraestructura en la nube creció un 34% hasta alcanzar los 53.500 millones de dólares, 13.600 millones más que en el mismo período del año anterior. Las aplicaciones específicas de la industria continuaron diversificando el uso de los servicios de infraestructura en la nube, especialmente en la atención médica y el sector público. Esto combinado con una mayor migración de cargas de trabajo y desarrollo de aplicaciones nativas de la nube, como parte de proyectos de transformación digital, aumentó la demanda de servicios. Además, impulsores del consumo relacionados con la pandemia, como el trabajo y el aprendizaje remotos, el comercio electrónico, los juegos y la transmisión de contenido, siguieron siendo contribuyentes importantes.

Los tres principales proveedores de servicios cloud, a saber, Amazon Web Services (AWS), Microsoft Azure y Google Cloud, crecieron colectivamente un 45%, acaparando una participación combinada del 64% en el gasto de los clientes. AWS lideró el mercado de servicios de infraestructura en la nube en el cuarto trimestre de 2021, representando el 33% del gasto total, y un crecimiento anual del 40% anual. Microsoft Azure es el segundo proveedor más grande, con una cuota de mercado del 22% y una subida anual del 46%, mientras que Google Cloud creció un 63% para representar el 9% del mercado.

Para todo el año 2021, el gasto total en servicios de infraestructura en la nube creció un 35% hasta los 191.700 millones, frente a los 142.000 millones cosechados en 2020. La reapertura de las economías después de los confinamientos y la creciente confianza de los clientes durante el año aumentaron los compromisos contractuales de varios años con los proveedores de servicios en la nube.

A medida que los proveedores de servicios en la nube diversifican sus carteras para alcanzar nuevas oportunidades, muchos se están preparando para la computación en la nube necesaria para impulsar el entorno compartido de realidad virtual o aumentada conocido como el metaverso. Este será un impulsor importante, tanto para el gasto en servicios en la nube, como para la implementación de infraestructura durante la próxima década. En muchos sentidos, el metaverso se parecerá a la Internet hoy en día, con capacidades mejoradas y una tasa de consumo de cómputo amplificada. Actualmente, los precursores del metaverso incluyen casos de uso que abarcan juegos, redes sociales, colaboración en el lugar de trabajo, educación, bienes raíces, comercio electrónico y comercio digital, incluidos los tokens no fungibles (NFT).

"Los servicios en la nube están bien posicionados para desarrolladores individuales y organizaciones que buscan ingresar al metaverso", explica Blake Murray, analista de investigación de Canalys. "La computación tendrá una gran demanda en entornos virtuales y de realidad aumentada, mientras que el almacenamiento, el aprendizaje automático, el IoT y el análisis de datos serán esenciales para respaldar operaciones como el hermanamiento digital, el modelado y la interactividad en el metaverso".

El vicepresidente de Canalys, Alex Smith, añade que "la inversión continua en el metaverso por parte de los desarrolladores resultará en una oportunidad masiva para los proveedores de servicios en la nube, especialmente los hiperescaladores. Generar confianza con los clientes y socios tecnológicos clave impulsará el posicionamiento competitivo para el desarrollo de metaversos, mientras que la infraestructura global, las implementaciones de edge y la conectividad 5G serán necesarias para experiencias generalizadas de baja latencia".