Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Buenas prácticas para garantizar la seguridad en la vuelta al cole

  • Seguridad

North Lindsey educacion caso practico

Los colegios gestionan una gran variedad de datos personales de las familias, pero carecen del equipamiento necesario para poder evitar los robos de estos datos. Los hackers aprovechan el inminente comienzo del curso para hacer su agosto, por lo que la educación y la concienciación son la mejor base a la hora de mantener la seguridad.

Con el fin de las vacaciones de verano y el comienzo del curso académico, las familias y los colegios deben poner todas las medidas a su alcance para mantenerse a salvo de posibles ciberataques. En este sentido, los colegios gestionan una gran variedad de datos personales de las familias, y los hackers saben que padres y profesores no cuentan, a menudo, con el equipamiento necesario para poder evitar convenientemente los robos de estos datos, por lo que aprovechan para hacer su agosto en un momento de efervescencia administrativa, donde todo son carreras contra reloj ante el inminente comienzo del curso.

Según un informe de Ecclesiastical, el 20% de las organizaciones educativas de Reino Unido ya ha sido blanco de ciberataques, especialmente a través de malware y de phishing. Según Paul Dignan, Ingeniero de Sistemas Senior en F5 Networks, la educación y la concienciación son la mejor base a la hora de mantener la seguridad de los datos personales. Tanto padres como alumnos, profesores y personal administrativo, desempeñan un papel vital a la hora de garantizar que sus ordenadores permanecen convenientemente protegidos con antivirus actualizados y manteniendo una serie de buenas prácticas:

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

--Contar con la protección antimalware adecuada, capaz de bloquear mensajes de correo maliciosos, evitar la descarga de virus y malware de los sitios web que visitamos y de detectar códigos de ataque conocidos.

--Mantener el software actualizado, a fin de solucionar las posibles vulnerabilidades existentes en el mismo.

--Eliminar las aplicaciones instaladas por los usuarios sin el permiso de los responsables de TI en los colegios y evitar la instalación de aplicaciones sospechosas o con origen desconocido en los equipos de las familias.

--Cambiar la configuración de los ordenadores, implementando controles de acceso a Internet y al correo electrónico.

-- Utilizar un administrador de contraseñas para crear contraseñas robustas y almacenarlas en una base de datos cifrada.

--Controlar la seguridad de los dispositivos conectados (IoT) de forma regular.

--No olvidarse del Bluetooth. Una conexión Bluetooth sin protección permite a los hackers acceder a la información que guardan nuestros dispositivos.

--Evitar utilizar los dispositivos móviles con los que practicamos juegos online para actividades que tienen que ver con el trabajo o el colegio.

--Contar con una preparación adecuada y establecer planes para saber cómo gestionar incidentes de ciberseguridad, es algo fundamental.

“El nuevo entorno digital ofrece grandes oportunidades al mundo de la educación, sin embargo, los métodos y herramientas utilizados por los ciberdelincuentes resultan cada vez más sofisticados. No hay más remedio que concienciarse sobre la realidad de estos peligros y formarse lo mejor posible para poder actuar de forma segura”, señala Paul Dignan.