Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los ataques relacionados con la filtración de datos y las pymes crecen un 130%

  • Seguridad

ataque hackeo

Los ataques a empresas se han incrementado hasta un 60% durante el último año, siendo los relacionados con el ransomware los más graves. En cuanto a los ciudadanos, 9 de cada 10 españoles desconocen cómo crear una contraseña adecuada, y 2 de cada 5 obvian las actualizaciones de su equipo.

El pasado viernes se celebró el Día Internacional de la Seguridad Informática, en el que se recuerda la importancia de garantizar la seguridad en la red. Pues bien, datos de  Acierto.com revelan que aún queda mucho trabajo en este campo, no sólo por parte de los ciudadanos españoles, sino también por parte de las empresas.

En relación a los ciudadanos, 9 de cada 10 españoles desconocen cómo crear una contraseña adecuada, y la mayoría tiene la misma para todas sus cuentas y no la actualiza jamás. De hecho, solo el 20% la cambia cada medio año. Además, 2 de cada 5 obvian conscientemente las actualizaciones de su equipo, por donde pueden entrar virus y otros problemas. Con todos estos datos, no resulta demasiado extraño que más de la mitad de los españoles se haya visto afectado por un problema de este tipo, destacando entre ellos el malware, que protagoniza de 1 de cada 5 infecciones.

Respecto a las compañías, los ataques se han incrementado hasta un 60% durante el último año, destacando los que tienen que ver con la filtración de datos y las pymes, donde los delitos han aumentado un 130%. Los incidentes más graves suelen estar relacionados con el ransomware, además del robo de información en general.

Cabe mencionar el caso de aquellas empresas que gestionan grandes cantidades de datos, como los centros médicos y sitios de comercio electrónico, donde proteger los datos de las transacciones de los criminales es primordial. Además, la garantía de privacidad no es solo un requisito comercial, sino también legal, y en el caso de su incumplimiento puede conllevar desde multas hasta daños en la reputación de la empresa.

Una forma de protegerse es contratar un seguro contra hackers (ciberseguro). Se trata de un tipo de póliza que cubre al asegurado frente a ataques de este tipo, con el objetivo de protegerles tanto online como offline, además de incluir coberturas por ciberataques, de robo y pérdida de archivos, incumplimiento de la LOPD o filtraciones de datos. Mientras que en Estados Unidos el 85% de las empresas medianas cuenta con uno, en España las principales compañías que los contratan son aquellas que cuentan con una facturación superior a los 100 millones de euros anuales.

El ciberseguro no debería sustituir en ningún caso a la implantación de medidas de seguridad y educación de los empleados, ya que no basta con mitigar y atajar los efectos de un ciberataque, sino que resulta imprescindible prevenirlos mediante el establecimiento de protocolos de seguridad. Asimismo, deberían incluir planes formativos, además de la tecnología adecuada.