Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La mitad de los usuarios no protege su intimidad en el uso de dispositivos TI

  • Seguridad

aplicaciones móviles

Sólo el 17,9% asegura revisar los permisos que solicitan las apps, algunas de las cuales tener acceso a contenidos en el móvil que pueden ser utilizados por los ciberdelincuentes para extorsionar, acosar u otras intenciones con fines lucrativos. El 39,5% conoce a alguien que ha sido víctima del robo de información privada.

Más sobre seguridad

¿Cómo gestionar los riesgos y la seguridad en 2019? 

Guía de los líderes de red para proteger la SDWAN 

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Estado de la ciberseguridad industrial en 2018 

Informe SophosLabs 2019 Threat Report 

Todo lo que deberías saber sobre las amenazas cifradas 

Los dispositivos móviles se han convertido en una de las principales vías para que los ciberdelincuentes obtengan información sensible de las personas, muchas de las cuales hacen poco o nada por proteger su intimidad. Así lo indica una encuesta realizada por S2 Grupo, de la que se extrae que el 50,7% de los usuarios reconoce no utilizar ninguna medida para garantizar su intimidad en el uso de dispositivos tecnológicos. Sólo el 17,9% revisa los permisos que solicitan las apps y únicamente el 8,6% tapa la webcam cuando no la está utilizando.

“La principal intención de los delincuentes suele ser la de obtener dinero a través de la extorsión, el acoso, el robo de datos o, incluso, su uso ilícito. Además, su forma de funcionar es cada vez más sigilosa y pueden acceder a nuestra webcam y grabarnos en situaciones de intimidad, sin que lo sepamos, porque pueden activarla sin que se ponga en funcionamiento la luz indicativa. Y éste es sólo un ejemplo, de la multitud de ocasiones en las que nos ponemos en riesgo frente a los ciberdelincuentes sin saberlo”, ha afirmado Miguel A. Juan, socio-director de S2 Grupo.

Algunas aplicaciones pueden tener acceso a fotos, vídeos, contactos, etc., contenidos en el móvil que pueden ser utilizados por los ciberdelincuentes para extorsionar, acosar u otras intenciones con fines lucrativos, principalmente. Según la encuesta, el 33,8% de las personas que utilizan smartphone o tablet desconocen que los permisos que dan a las apps pueden conllevar riesgos para su intimidad y el 16,6% reconoce que, aunque conoce los peligros a los que se puede exponer, los asume. Además, el 39,5% conoce a alguien que ha sido víctima del robo de información privada como fotos, vídeos o datos de tarjetas de crédito, y el 17,9% conoce personas que han sufrido chantaje a través del uso de dispositivos conectados.

S2 Grupo ofrece una serie de recomendaciones fundamentales para descargar y utilizar las aplicaciones de una forma segura para proteger tanto la privacidad de los usuarios como para evitar que los dispositivos puedan ser infectados por virus:

-- Ajustar los dispositivos en su configuración para no permitir la instalación de aplicaciones de origen desconocido. Esta medida sólo permitirá la instalación de apps provenientes de la tienda oficial, lo que otorga mayor seguridad.

-- Actualización automática de las aplicaciones. Las actualizaciones de las apps habitualmente responden a mejoras en su sistema de seguridad, por lo que se recomienda ajustar el dispositivo para que éstas se realicen de forma automática.

--Revisar periódicamente los permisos concedidos a las redes sociales. Pueden hacer concesiones para necesidades puntuales y olvidarlo. Esto puede permitir que sus desarrolladores estén leyendo información en silencio durante años.

--Eliminar apps y permisos inadecuados. Los permisos más comunes son leer nuestros archivos (fotos y vídeos), conocer nuestra ubicación, acceder a los mensajes y correo electrónico, leer nuestros contactos y escribir y publicar en nuestro nombre en una red social. Para preservar nuestra intimidad es recomendable acceder al área de ajustes del teléfono y eliminar aquellas apps y permisos que consideremos inadecuados.

--Permisos coherentes con la función que la aplicación va a realizar. Si instalamos una aplicación linterna no es “normal” que solicite el permiso para enviar SMS o realizar llamadas, ya que éstos podrían ser realizados de forma oculta y elevar la factura telefónica.

--Antes de instalar la app, leer la lista de permisos solicitados.

--Revisar en “ajustes” los permisos que realmente se han otorgado. Es interesante realizar esta comprobación para asegurarnos de que coincide con la información facilitada antes de la descarga.

--Instalar un antivirus. Es esencial tener un antivirus que analice la idoneidad de las apps cada vez que las descargamos.