Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

En 2018 se detectaron cerca de 500 millones de ataques de phishing

  • Seguridad

phishing generica

Los ataques de phishing, especialmente la modalidad que emplea enlaces o adjuntos maliciosos, son un vector de infección inicial popular para lanzar ataques dirigidos a organizaciones. Más del 44% de todos los ataques detectados por las tecnologías de Kaspersky Lab se dirigieron a bancos, sistemas de pago y tiendas online.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

El sistema anti-phishing de Kaspersky Lab evitó más de 482 millones de intentos de visitar páginas web fraudulentas durante 2018, el doble comparado con el año anterior, cuando se bloquearon 236 millones de intentos. Se han observado crecimientos anuales en la cantidad de ataques de phishing en los últimos años, sin embargo, la cifra de 2018 indica un aumento significativo en el uso y la popularidad de dichos ataques, según recoge el nuevo informe de Kaspersky Lab sobre spam y phishing.

El phishing es uno de los tipos más flexibles de ataque de "ingeniería social", ya que puede ser disfrazado de muchas maneras y utilizado para diferentes propósitos. Para crear una página de phishing todo lo que debe hacer es crear una réplica de un sitio web popular o fiable, atraer a los usuarios incautos al sitio y engañarlos para que ingresen información personal. Dicha información a menudo incluye credenciales financieras, como contraseñas de cuentas bancarias o detalles de tarjetas de pago, o credenciales de acceso para cuentas de redes sociales. Las consecuencias de tales ataques pueden ir desde la pérdida de dinero hasta el compromiso de toda una red corporativa. Los ataques de phishing, especialmente la modalidad que emplea enlaces o adjuntos maliciosos, son un vector de infección inicial popular para lanzar ataques dirigidos a organizaciones.

El rápido crecimiento de los ataques de phishing en 2018 es parte de una tendencia de larga duración, con 2017 y 2016 experimentando aumentos del 15% respecto al año anterior. Sin embargo, la cifra de 2018 marca un fuerte repunte. El sector financiero se vio especialmente afectado, ya que más del 44% de todos los ataques de phishing detectados por las tecnologías de Kaspersky Lab se dirigieron a bancos, sistemas de pago y tiendas online. Esto significa que hubo casi tantos ataques de phishing financiero en 2018 como ataques de phishing en general en 2017.

El país con el mayor porcentaje de usuarios atacados por phishing siguió siendo Brasil, con el 28% de todos los usuarios atacados. Portugal, que ocupaba el séptimo lugar hace un año, ahora ocupa el segundo lugar, con el 23% de los usuarios, mientras que Australia pasó del segundo al tercer lugar, con el 21% de los afectados.