Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las empresas españolas desconocen las consecuencias de un ciberataque

  • Seguridad

empresa preocupacion amenaza

Solo en España se producen alrededor de 13.000 ciberataques de carácter grave. Pese a todo, no se detecta una sensibilización real del problema que supone y de que cualquier empresa puede estar en el punto de mira de un ciberataque. Las más vulnerables son las pymes, ya que son el objetivo de un 43% de las intromisiones.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Según estudios publicados, más del 64% de las empresas españolas se ha enfrentado en los últimos 24 meses al menos a un ciberataque, lo que ha provocado importantes pérdidas y trastornos en su actividad. Sin embargo, se detecta una falta de concienciación en el ámbito empresarial acerca de las consecuencias económicas y productivas que puede tener un ataque de este tipo y de si, realmente, una pequeña o mediana empresa puede ser objetivo de una intromisión en sus datos.

En 2018 se batió el récord de ciberataques, con más de 10.500 millones de incidentes en todo el mundo, y casi 75.000 nuevos tipos de ciberataques. Solo en España se producen alrededor de 13.000 ciberataques de carácter grave. “La situación es crítica y la realidad es muy compleja. Pese a todo ello, no se detecta una sensibilización real del problema que supone y si, realmente, cualquier empresa puede estar en el punto de mira de un ciberataque”, afirma Eusebi Graners, presidente de Qualiteasy, importadora de las soluciones de Faronics en España. En este punto es importante destacar que las más vulnerables son las pymes, objetivo de un 43% de las intromisiones.

En cuanto al nivel de protección de las empresas, se detecta que es bajo. De hecho, según un estudio global tan solo una de cada diez empresas cuenta con el presupuesto necesario para protegerse contra los ataques digitales con sistemas efectivos de ciberseguridad y un 38% de las empresas no tiene la capacidad de detectar un ataque sofisticado. Pues bien, según un análisis realizado por Faronics, aquellas empresas que disponen de un sistema de protección de equipos informáticos pueden reducir a más de la mitad el número de incidencias.

Aquellas compañías que están invirtiendo más en seguridad con el fin de proteger sus activos, son las que pertenecen al sector bancario. Otros sectores que empiezan también a priorizar la seguridad es el de la educación, “la gran cantidad de datos sensibles que manejan las corporaciones educativas hace que hayan puesto el foco en soluciones que protejan sus equipos”, comenta Graners. Diversos informes calculan que, en 2019, el gasto en ciberseguridad empresarial alcanzará los 124.000 millones de dólares.