Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Claves para mejorar la seguridad de la impresión en las empresas

  • Seguridad

impresion seguridad HP

No son pocas las empresas que mantienen estrictas políticas de seguridad de acceso a los datos, cuentan con sofisticados firewalls y antivirus, y luego descuidan algo tan clave como la impresión del documento. Las filtraciones accidentales, las intrusiones a la red y los accesos físicos no autorizados son los riesgos a los que se exponen.

Los equipos de impresión y escaneado son cada vez más completos y avanzados, pero están expuestos a los mismos riesgos que un ordenador, obligando a las empresas a incluirlos en sus planes de seguridad. De hecho, según un estudio de Quocirca, el 59% de las empresas experimentaron pérdidas de datos en 2018, lo que supone un coste medio de 400.000 euros al año a las compañías europeas. Para hacer frente a este problema, Brother ha destacado cuatro riesgos principales a los que se enfrentan las empresas, así como las tecnologías o medidas que recomienda utilizar para evitar estos riesgos:

--Filtración accidental de información confidencial impresa. Normalmente, los puestos de trabajo no están al lado de los equipos de impresión que utilizan los empleados, por lo que existe el riesgo de que haya trabajos sin recoger con información sensible y confidencial expuestos al alcance de cualquiera. Para evitar esta amenaza, Brother propone su herramienta de Impresión segura, que protege la confidencialidad de los documentos a través de un código PIN, y la solución avanzada SecurePrint+, que almacena los documentos enviados a imprimir en un servidor central y que solo se imprimen al pasar una tarjeta NFC en el lector del equipo. Otra medida es Active Directory de Windows, que restringe completamente el acceso físico a cualquier función del equipo.

--Filtración accidental de información confidencial digitalizada. Compartir documentos escaneados por email o cargándolos en una web supone un alto riesgo para la información más sensible, ya que ésta puede caer en manos de las personas equivocadas si se comete un mínimo error. Con el fin de abordar este reto, Brother recomienda convertir los documentos escaneados en un PDF Seguro, protegido con un código PIN, para que nadie pueda abrirlo sin permiso, o bien utilizarla función escanear a SFTP, el protocolo seguro de transferencia de archivos, que establece un flujo de datos privado y seguro.

--Intrusiones a la red por un nivel de seguridad reducido. Para evitar las amenazas externas que una empresa pudiera sufrir, Brother sugiere varias formas de mejorar la seguridad y cubrir posibles fugas de datos. Entre ellas el estándar IEEE 802.1X, que proporciona compatibilidad con la identificación de usuarios, la autenticación, la administración de claves y la creación de cuentas de manera centralizada; el protocolo Ipsec asegura las comunicaciones sobre IP autenticando y/o cifrando cada paquete IP en un flujo de datos; el protocolo SNMPvw, que facilita en intercambio de información de gestión entre los dispositivos que están conectados a una red; y el cifrado TLS y SLL, que protege los archivos más confidenciales al cifrarlos con claves de hasta 256 bits durante su transmisión a través de la red. Además, Brother recomienda varias soluciones para afrontar cualquier amenaza interna, entre las que se incluyen la protección por contraseña para los servidores Web integrados, la función de bloqueo de IP, o el control de protocolos, que permite deshabilitar protocolos que no sean necesarios.

--Acceso físico no autorizado a dispositivos sin vigilancia. Con el fin de evitar que personas no autorizadas puedan manipular los equipos, Brother insta a las compañías a hacer uso de un bloqueo de configuración del dispositivo, para restringir el acceso a la misma a través del panel de control, o incluso del bloqueo seguro de funciones, que va un paso más allá, al impedir el acceso tanto a la configuración como a determinadas funciones del equipo.