La inversión en ciberseguridad crecerá un 10% este año

  • Seguridad

Ciberseguridad 6

Más de 12.000 millones de registros se vieron comprometidos en 2020, mientras que el número de ataques de ransomware conocidos aumentó en casi un 60%. El trabajo y el aprendizaje masivo a distancia y la aceleración de los proyectos de transformación digital mantendrán esta tendencia en 2021.

Recomendados: 

Arquitecturas de Seguridad, ¿qué ventajas ofrecen? Webinar

2021, ¿el año de la ciberdefensa? Webinar

Ciberseguridad orientada al futuro Leer

La ciberseguridad seguirá teniendo una alta prioridad este año, ya que la gama de amenazas se amplía y surgen nuevas vulnerabilidades, mientras que es poco probable que la frecuencia de los ataques disminuya. Tanto es así que Canalys predice que el gasto aumentará un 10% en todo el mundo en el mejor de los casos en 2021. Se espera que el valor general del mercado de la ciberseguridad alcance los 60.200 millones de dólares en 2021, incluidos los segmentos de seguridad endpoint, seguridad de red, seguridad web y de correo electrónico, seguridad de datos, análisis de vulnerabilidades y seguridad, y gestión de accesos.

En su último pronóstico trimestral de ciberseguridad, Canalys asume que las tendencias de inversión actuales persistirán. La primera mitad del año se verá afectada por las continuas restricciones en respuesta a la pandemia. El inicio de los programas de vacunación masiva ha establecido un plazo para la reapertura de las economías y una recuperación global sostenida desde mediados de año. En el peor de los casos, en el que se produzca un impacto económico más profundo y prolongado de los bloqueos y aparezcan nuevas variantes del virus, Canalys prevé un crecimiento anual del 6,6%.

Los presupuestos de ciberseguridad han sido resistentes durante la pandemia hasta ahora. Sin embargo, el gasto de las pymes se ha visto afectado, y las reducciones de la fuerza laboral y de las licencias perjudicaron algunas renovaciones y acuerdos de varios años, especialmente en los sectores más afectados, incluidos la hostelería, el comercio minorista y el transporte. Los problemas de la cadena de suministro también fueron un factor en la venta de hardware a principios de 2020, pero desde entonces ha mejorado.

A pesar del crecimiento continuo de la inversión en ciberseguridad, la cantidad de brechas de datos y registros comprometidos, así como los ataques de ransomware, alcanzaron un máximo histórico el año pasado. Según los informes, más de 12.000 millones de registros, que contienen una variedad de información de identificación personal, se vieron comprometidos, mientras que el número de ataques de ransomware conocidos aumentó en casi un 60%. Las configuraciones incorrectas de las bases de datos basadas en la nube y las campañas de phishing dirigidas a explotar las vulnerabilidades de los trabajadores remotos desprotegidos y mal capacitados fueron factores clave. El trabajo y el aprendizaje masivo a distancia y la aceleración de los proyectos de transformación digital mantendrán esta tendencia en 2021.

“Las mayores amenazas son siempre las que aún no se conocen. La amenaza persistente avanzada Sunburst a finales de 2020, derivada del código malicioso inyectado en la plataforma de administración de TI Orion de SolarWinds, ampliamente utilizada, y su posterior infiltración en otros sistemas, es un ejemplo de esto”, explica Matthew Ball, analista jefe de Canalys. “Los compromisos de servicios profesionales de ciberseguridad en respuesta a este último problema serán uno de los muchos factores que contribuirán a la inversión sostenida este año, especialmente en soluciones más nuevas para mitigar las amenazas emergentes. El crecimiento de las suscripciones complementarias que proporcionan nuevas funciones, productos para proteger la nube y entregados desde la nube, y las actualizaciones de las soluciones existentes serán factores clave para la expansión. La necesidad de que las organizaciones adopten enfoques holísticos y de varios niveles, que combinen la formación de concienciación de los empleados, la protección y copia de seguridad de datos, y la detección y la respuesta a amenazas y vulnerabilidades, seguirá siendo fundamental".