El coste de asegurar entornos cada vez más complejos es un reto para los líderes de TI

  • Seguridad

Ciberseguridad 7

La infraestructura compleja no sólo dificulta implementar herramientas de seguridad, sino que hace que sea mucho más difícil rastrear los signos de un ataque y responder a él de manera oportuna para minimizar el posible daño. Para casi la mitad de las empresas es la razón principal para aumentar su presupuesto de seguridad de TI.

Recomendados: 

Demostración de un ataque dirigido a entornos OT Webinar

Ciberseguridad industrial, protegiendo las redes IT y OT Leer 

Ciberseguridad orientada al futuro Leer 

En 2020, los confinamientos y el trabajo remoto estimularon el uso de tecnologías digitales en las empresas. Según un estudio de McKinsey & Company,las empresas han acelerado la digitalización de sus interacciones con los clientes y la cadena de suministro junto con la proporción de productos digitales o habilitados digitalmente en sus carteras. Esto requirió la adopción masiva de nuevos servicios de TI y cambios en la infraestructura de TI. Pues bien, según el último informe de Kaspersky 'IT Security Economics', el coste de asegurar entornos cada vez más complejos destaca entre en los principales desafíos que los líderes de TI afrontan en 2021.

La adopción de la nube ha contribuido a aumentar a la complejidad de la infraestructura de TI. Según el estudio de Kaspersky, en 2020 y 2021, el uso de todo tipo de nubes, incluidas las públicas y privadas, ha crecido hasta el 88%, en comparación con solo el 72% en 2019. Además, la infraestructura de escritorio virtual, que debería haber ayudado a las empresas a organizar el acceso remoto a los espacios de trabajo corporativos para trabajar de forma segura desde casa, aumentó del 82% al 86%. Las empresas tenían que garantizar la seguridad de todas estas innovaciones, lo que se convirtió en un verdadero desafío para el 44% de las empresas.

El problema con la infraestructura compleja no es solo que es difícil implementar herramientas de seguridad. Hace que sea mucho más difícil rastrear los signos de un ataque y responder a él de manera oportuna para minimizar el posible daño. De hecho, la falta de visibilidad sobre la infraestructura es el desafío más común que enfrentan las organizaciones cuando se enfrentan a amenazas complejas, según el 41% de las empresas consultadas.

Afortunadamente, este desafío estimula la inversión. El 47% de las empresas mencionaron la mayor complejidad de su infraestructura de TI como la razón principal para aumentar su presupuesto de seguridad de TI, en comparación con el 43% en 2020.

"Cuando se trata de ciberseguridad corporativa, el asunto no solo está relacionado con amenazas en constante evolución. Una infraestructura de TI corporativa heterogénea y en constante cambio aumenta aún más las apuestas. Por un lado, complica el proceso mismo de protección; por otro lado, las consecuencias de un ataque exitoso pueden ser mucho más difíciles de abordar. Afortunadamente, la industria de la ciberseguridad no se detiene. La inteligencia de amenazas y las soluciones más actualizadas para la detección y la respuesta deberían ayudar a las organizaciones a asumir el desafío y adoptar cualquier innovación para el crecimiento de su negocio", explica Sergey Martsynkyan, vicepresidente de Marketing Corporativo de Productos de Kaspersky.